febrero 24, 2024

CubaComunica

Spanish News Today para obtener las últimas noticias, estilo de vida y información turística en inglés en España.

Una organización sin fines de lucro del Reino Unido acepta una donación de 10 millones de euros relacionada con el ex rey de España caído en desgracia |  España

Una organización sin fines de lucro del Reino Unido acepta una donación de 10 millones de euros relacionada con el ex rey de España caído en desgracia | España

El rey emérito Juan Carlos I de España visitó su país natal el año pasado.efe

El Consejo de Refugiados de Gran Bretaña, una discreta organización de ayuda del Reino Unido creada para apoyar a los refugiados políticos, ha decidido aceptar una donación de 10 millones de euros (11 millones de dólares) del historiador español recientemente fallecido Joaquín Romero Moura. Sin embargo, la financiación proviene principalmente del JRM 2004 Trust, un instrumento financiero opaco creado en la isla de Jersey, un paraíso fiscal en el Canal de la Mancha. Según confirma a EL PAÍS una fuente oficial de la fundación, la fundación está vinculada al rey emérito Juan Carlos I de España.

La procedencia de estos fondos fue investigada por fiscales del Tribunal Supremo de España para determinar si el dinero pertenecía originalmente a Juan Carlos I. El ex rey español abdicó en 2014 en medio de una creciente notoriedad por sus expediciones de caza y escándalos financieros. En agosto de 2020 huyó de España, donde estaba siendo investigado por irregularidades financieras. Ahora reside en los Emiratos Árabes Unidos.

Durante los últimos seis meses, los directores de la organización benéfica han sopesado si aceptar o rechazar la donación. La decisión final de aceptar coincide con la visita del ex rey español a Londres, donde la semana que viene tendrá un almuerzo privado con el rey Carlos III. Después tiene previsto viajar a España para entrenarse para una competición de vela en Sancenzo, en el noroeste de Galicia.

El donante y propietario de la fundación, Joaquín Romero Moura, murió el pasado mes de junio a la edad de 81 años en una residencia de ancianos en Zaragoza, España. El historiador, un doctorado de la Universidad de Oxford, es viudo y no tiene hijos. Fue hombre de confianza del ex rey español.

Romero Moura entregó a la ONG un resumen de todo su patrimonio. Según el Consejo de Refugiados, esto incluye sus cuentas bancarias en Suiza, dos propiedades en Londres y otra en la región francesa de Perigord, por un valor total de 5 millones de libras (6 millones de dólares o 5,7 millones de euros). Así lo ha confirmado EL PAÍS tras contactar con el familiar del donante fallecido.

Una vez realizada la donación, la organización benéfica inició su propia investigación interna para determinar el origen del dinero. Tamsin Baxter, Directora Ejecutiva de Recaudación de Fondos y Asuntos Externos del Refugee Council, explicó el proceso:

READ  Los mejores países para jubilarse en Europa

«Tras el arduo trabajo de los Fideicomisarios, hemos decidido aceptar la generosa donación estatutaria de Joaquín Romero Moura. Estamos encantados de que esta donación marque una gran diferencia en la vida de los refugiados y solicitantes de asilo. Tendremos mucho cuidado para garantizar que el dinero se utiliza para obtener los mejores resultados y que dure mucho en el futuro.

La organización benéfica dijo que recibiría hasta 10 millones de euros en donaciones anuales, según lo establecido por el donante. Los fideicomisarios del fideicomiso depositan un millón de euros cada año en Investec Bank en Guernsey, otra pequeña isla en el Canal de la Mancha.

un viejo secreto

Trabajando como banquero en Londres, Romero Moura guardó algunos de los mejores secretos del rey español. En 2004, los dos hombres crearon una fundación con las iniciales del historiador, JRM, en el número 50 de la calle La Colombier en St. Helier, capital del pequeño paraíso fiscal del Canal de la Mancha. A su nombre se depositaron 14.923.604 € (unos 17,5 millones de dólares), cuyo origen no se aclaró. Romero Moura nunca le contó a ninguno de sus hermanos sobre su estrecha relación con el ex rey ni sobre la existencia de estos fondos, según una fuente cercana a la familia.

Diez bancos y administradores diferentes gestionaron los fondos durante dos décadas sin hacer preguntas sobre el origen del dinero. El único beneficiario durante ocho años fue Juan Carlos I, cuando era jefe de España, según investigaciones internas que no pudieron determinar el origen de la fortuna. Zedra Trust Company, que administró el fondo por última vez, decidió continuar administrándolo, pero aumentó sus tarifas debido a la reputación que había construido.

La sede del Refugee Council, cuyo presidente ejecutivo es Enver Salomon, está ubicada en un discreto edificio acristalado de tres plantas en Stratford, al este de Londres, a unos 40 minutos en metro del centro de la capital británica. El pasado noviembre, cuando un redactor de EL PAÍS visitó la entidad benéfica, Baxter, el director de recaudación de fondos, no ocultó su preocupación por el origen del dinero.

READ  Vulta y España: lo que dijeron las estrellas después del nivel 13

«No sabemos por qué nos eligió. Debemos [find out] Señor. ¿Quién es Romero Moura, cuál es el origen del fondo y por qué nos lo donó? Es un trámite obligatorio cuando se trata de grandes sumas”, dijo en ese momento. También le dijo a este periódico que la organización benéfica tomaría una decisión independiente sin consultar a la Comisión de Caridades Británica, y señaló que el Consejo de Refugiados había rechazado algunas donaciones en el pasado.

Los fiscales del Tribunal Supremo de España finalmente dictaminaron que no había conexión entre la Fundación JRM 2004 y Juan Carlos I, «ni en su gestión ni en su capacidad para disponer de fondos». También insistieron en que el exjefe de Estado, que ahora goza de la condición de emérito en su país, nunca fue beneficiario y no había pruebas de que recibiera algún monto de las cuentas.

Con base en el testimonio del administrador del fideicomiso, John Rudy, Romero Moura recurrió al dinero del fideicomiso en varias ocasiones. Durante el primer año de operación del fideicomiso, al 31 de marzo de 2005, Romero Moura tomó casi $2.5 millones del fideicomiso JRM 2004 y los utilizó para comprar propiedades para él y su esposa en Inglaterra y Suiza. Entre 2013 y 2016 tuvo al menos ocho transacciones a su nombre, por un total de $2.3 millones. Sin embargo, el dinero no es transferido o retirado por el tercero. En sus 22 años, el fideicomiso ha tenido muy poca actividad además de pagar los honorarios de los administradores.

Tras el reciente fallecimiento del historiador, fue Rutti quien comunicó los deseos de Romero Moura a sus dos hermanos, con quienes el fallecido mantenía una buena relación. En él, escribió que ha decidido donarlo todo a una organización benéfica británica.

Después de la muerte de su esposa, el ex profesor de la Universidad de Oxford vendió su casa en Suiza y se retiró a una ciudad en Périgord, en el suroeste de Francia. Tras enfermar, ingresó en un centro asistencial de Zaragoza, ciudad española donde residen sus hermanos, donde falleció el pasado mes de junio.

Un misterio sin resolver

JMI

El nacimiento de la Fundación JRM 2004 sigue siendo un misterio. Las investigaciones judiciales nunca esclarecieron el origen de los $17,5 millones que generó. El dinero procedía de la liquidación de dos fundaciones, Tartesos e Hireu, creadas en 1995 y 1997 respectivamente por allegados al rey, Manuel Jaime de Prado y Calón de Carvajal. Juan Carlos I fue el único beneficiario de los dos instrumentos financieros.
Según documentos consultados por este diario, parte de la fortuna provino de Nadine Limited, con sede en las Islas Vírgenes Británicas, que tiene una cuenta en Chartered Bank a nombre de Prado. La cuenta supuestamente recolectó donaciones de personas no identificadas que apoyaron a Juan Carlos I entre las décadas de 1950 y 1970. Pero la mayor parte de los fondos fue una donación de 9 millones de dólares depositada en 1999 por Simeon Sachs-Koburg-Kota, también conocido como Simeon of Bulgaria, de cuentas de inversión en JP Morgan Suiza. Según John Rudy, el administrador de la fundación, el propósito de ambas fundaciones era apoyar al entonces rey Juan Carlos I si era depuesto por un golpe de Estado.
En 2003 -casi 10 años después de que Juan Carlos I figurara como único beneficiario de esa fortuna- Romero Moura se reunió con él y le explicó que el propósito de las fundaciones Tartesos e Hireu ya no era necesario al estabilizarse la situación política en España. Sin embargo, advirtió que si el público se enterara de la existencia de los fideicomisos, «sería vergonzoso para la monarquía».
Según dijo Romero Mauro a los responsables de la nueva fundación, Juan Carlos I le entregó todos los fondos.[because of] Su larga amistad y los servicios que su familia había prestado a la monarquía durante generaciones. Él lo autorizó a usarlo como quisiera. [experienced] En el pasado.»
Junto con varias organizaciones benéficas, Romero Moura incluyó a su esposa Gudrun Lavetz, ya fallecida, como beneficiaria. Además, en 2017, agregó al British Refugee Council a la lista. Desde entonces, tras el reciente fallecimiento del historiador, este último ha sido el único beneficiario.
Desde 2005, el historiador ha expresado a los patronos de la fundación su deseo de que tras su muerte y la de su esposa, esta fortuna se destine a fines benéficos y de bienestar social, especialmente para los niños.

READ  La Vuelta Femenina, la Vuelta a España femenina, finaliza en Lagos de Covadonga