Políticos y activistas conservadores cubanos en el exilio piden a Biden que mantenga una línea dura en la isla

Ya que Joe Biden A su llegada a la Casa Blanca hace un mes, los políticos y activistas cubanos en el exilio lanzaron al nuevo presidente una serie de propuestas sobre la evolución de los lazos entre Estados Unidos y la isla.

Hasta el momento, la nueva administración ha dicho en dos ocasiones que está revisando estos vínculos y que cualquier cambio estará condicionado por el respeto a los derechos humanos y la participación de los cubanoamericanos en el proceso.

Hasta el momento, varias propuestas dirigidas al demócrata pidió la reanudación de la política de deshielo de la administración de Barack Obama, de la que Biden era vicepresidente, y una participación aún mayor de la sociedad civil estadounidense. Durante su campaña, el actual presidente ha abogado por remesas ilimitadas y vínculos con ciudadanos cubanos, así como por el restablecimiento de los lazos consulares y comerciales permitidos por las leyes de bloqueo económico.

En este contexto, un grupo de senadores, parlamentarios, alcaldes, asesores y activistas se reunieron este miércoles en el Museo de la Diáspora Cubana en Miami para rechazar cualquier mejora en las relaciones entre los dos países. La actividad, organizada por el comisario América inspiradora Fundación, fue promocionada como una iniciativa bipartidista, pero lo cierto es que solo un demócrata intervino al presentar una serie de recomendaciones a Biden que básicamente proponen mantener la política de sanciones implementada por el expresidente Donald Trump.

El demócrata que participó fue el senador cubanoamericano Bob Menéndez, quien no dio la espalda por completo a las negociaciones entre los dos países, sino que exigió “resultados”. OnCuba se enteró de que dos importantes demócratas del sur de Florida, el ex alcalde de Miami y actual líder del partido en el estado, Manny Díaz, y la parlamentaria Debbie Wasserman Schultz, se negaron a asistir al evento.

Cuba Study Group ofrece a Biden una hoja de ruta para acercarse a Cuba

READ  El saltador cubano será "una de las grandes sensaciones" en Tokio, dicen los organizadores

Menéndez, el nuevo presidente de la poderosa Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, envió un video a la reunión en el que esencialmente se distanció de la postura más radical de la mayoría de los presentes en la actividad, y no apuntó exclusivamente al gobierno cubano en el tema de los derechos humanos.

“Mientras Estados Unidos se esfuerza por fortalecer el respeto por la democracia y los derechos humanos en Cuba y en todo el mundo, debemos asegurarnos de que nuestros esfuerzos produzcan resultados tangibles en estos temas fundamentales”, que “debemos asegurar que la conducta de la diplomacia estadounidense, a su vez, , exigimos y exigimos que nuestros adversarios y nuestros regímenes autoritarios tomen medidas para restituir y respetar los derechos de sus ciudadanos ”, subrayó el senador demócrata cubano estadounidense.

No satisfecho con esta declaración de Menéndez, su colega republicano y cubanoamericano, Marco Rubio, estimó en un video mensaje que lo importante es aclarar que “cualquier acercamiento al régimen cubano no cambiará en absoluto el futuro de los cubanos. . “Porque” intentar restablecer relaciones con (el presidente) Díaz-Canel “, al que llamó” el títere de Raúl Castro “,” no es viable y mucho menos razonable dados sus vínculos con grupos terroristas como las FARC, el ELN y el narcorregión de [Nicolás] Maduro.”

Dos participantes en el evento, que pidieron permanecer en el anonimato, dijeron OnCuba que la reunión “parecía ser más un compromiso conservador” que una nueva propuesta política. En efecto, el nuevo congresista republicano y ex alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Jiménez, ha renovado como condiciones para reanudar el diálogo con la isla el cumplimiento de los tres postulados definidos por la ley Helms-Burton: “la celebración de elecciones partidistas, comunicado de los presos políticos y restauración de los derechos democráticos. “

También se abogó por mantener a Cuba en la lista de países patrocinadores de actividades terroristas, a través de la voz del director de la fundación organizadora, Marcel Felipe. No se pudo contactar al activista para hacer comentarios.

El evento contó con la presencia de Francis Suárez, Alcalde de Miami; Carlos Hernández, alcalde de Hialeah, importante centro habitacional cubano, y otros concejales de municipios del área metropolitana de Miami, y representantes de organizaciones veteranas anticastristas, como la Brigada 2506, integrada por veteranos de Bahía de Cochinos, que revela la posición y los compromisos políticos de los participantes.

READ  Llaman a paro nacional en Colombia
More from Hernando Capistran

Cuba reitera su apoyo al principio de una China ›Mundo› Granma

Foto: Granma El canciller cubano y miembro del Buró Político del Partido,...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *