junio 21, 2024

CubaComunica

Spanish News Today para obtener las últimas noticias, estilo de vida y información turística en inglés en España.

Los Bravos sorprendieron a los Marlins nuevamente en la primera mitad y continuaron con el aumento de poder «ridículo».

Los Bravos sorprendieron a los Marlins nuevamente en la primera mitad y continuaron con el aumento de poder «ridículo».

ATLANTA — Los 61 jonrones de los Bravos en junio fueron lo suficientemente impresionantes, considerando que fue cuatro veces el récord anterior de jonrones de la Liga Nacional de cualquier equipo en cualquier mes calendario. Pero lo que lo hizo aún más alentador para el entrenador de bateo y manager de los Bravos, Brian Snitker, fue esto: los propietarios de viviendas estuvieron acompañados por una caída constante en el bateo.

Los Bravos se poncharon 14 veces más que cualquier otro equipo de la MLB en junio y lo hicieron con un OBP de .372 que fue 25 puntos mejor que el siguiente más alto, y mientras anotó 176 carreras, empató en el nivel más bajo de las mayores en el mes. .

“Si regresas a algunos buenos equipos de los Astros, seamos sinceros, todavía son buenos, pero en su mejor momento hace un par de años, lideraron la liga en jonrones y tuvieron la menor cantidad de hits”, dijo Chipper Jones. , un legendario ex toletero de los Bravos que ahora es asesor de bateo del equipo. «Eso es todo fatal Mezcla, especialmente cuando implementas la promoción que han tenido durante los últimos años.

“Así es como soy con este crimen. Puede que sea un poco (ed) parcial decirlo, pero creo que son mejores. Esos (los valientes) son mejores. noveno grado».

Después de anotar cinco carreras en la primera entrada y pegar seis jonrones en la derrota del viernes 16-4 ante los Marlins el último día de junio, los Bravos abrieron julio de manera similar, con jonrones consecutivos de Ronald Acuña Jr. y Ozzie Alpes encendió las primeras seis entradas de la temporada al medio tiempo del sábado en una derrota por 7-0 que extendió la racha ganadora de Atlanta a siete juegos y le dio a los Bravos un récord de 55-27, el mejor de la liga, incluidas 15 victorias en sus últimos 16 juegos.

Abrieron una ventaja de ocho juegos en la División Este de la Liga Nacional sobre los Marlins, que ocupan el segundo lugar en el ranking y tienen marca de 1-8 contra los Bravos y 47-28 contra todos los demás. El novato de los Marlins, Eury Pérez, ingresó con una racha de 21 juegos sin carreras, un récord de 5-1 y una efectividad de 1.34, incluida una efectividad de 0.27 en sus últimas seis aperturas. El joven derecho se ponchó con una efectividad de 2.47 después de poncharse solo una vez y permitir seis carreras y siete hits, incluidos dos jonrones y tres dobles.

READ  Lionel Messi y Cristiano Ronaldo anotaron goles para alcanzar los hitos históricos

Ese tipo de cosas puede suceder contra los Bravos, que tienen un par de jonrones de seis juegos contra los Marlins esta temporada (ningún otro equipo de la MLB tiene múltiples jonrones de seis juegos, punto) y lideran las mayores con 155 bateadores, incluidas 29 entradas. la primera. Homeros. Han anotado cinco o más carreras en la primera entrada de tres de sus últimos ocho juegos, contra equipos (Rojos, Marlins) que estaban en rachas ganadoras antes de enfrentarse a Atlanta.

«Lo que estamos haciendo», dijo Snicker, «nunca había visto nada como esto, esa primera cosa». «Simplemente habla del bateador individual y cuán concentrados están estos muchachos. Muchos de estos muchachos no lanzan a nadie, golpeando el bate cada vez. Creo que todas las carreras y el daño que estamos haciendo es un subproducto de eso. «

La ofensiva de la primera entrada de los Bravos estaba robando tiradores a un ritmo histórico, con más carreras (87), ponches (121) y jonrones en la entrada inicial que cualquier otro equipo de la MLB que haya anotado en la década de 2000. cualquier entrada esta temporada. Están en camino de 171 carreras en la primera entrada, lo que superará el récord de la MLB de la era moderna de los Boston Red Sox de 1950 (160 en 145 juegos) y borrará el récord de Atlanta (127 en 1999).

Ningún equipo había conectado más de 31 jonrones en la primera ronda antes de agosto, y los Bravos tenían menos de 32 jonrones con casi todo el mes de julio para llegar allí.

“Quiero decir, es ridículo ver lo que han estado haciendo, especialmente durante el último mes”, dijo el veterano de los Bravos, Charlie Morton, quien permitió cuatro hits y una base por bolas con cinco hits en cinco entradas y dos tercios lanzadas el sábado. «Creo que si juego lo suficiente, como si hubiera visto lo suficiente como para que ya no me sorprenda tanto. Pero es tan tonto. Ver a un tipo (Pérez) salir, este tipo está sentado 98 a 100 (mph), y se están balanceando Después de girar la pelota hacia adentro. No creo que hayan dado base por bolas a nadie en la primera entrada, y metimos seis carreras.

«Quiero decir, eso fue ridículo. Los últimos dos días, verlos hacer eso…»

Morton, de 39 años, a menudo se siente perdido, pero siguió buscándola para terminar sus pensamientos sobre el ataque de los Bravos.

«He visto a muchachos tratar de batear la pelota, tratar de encestar la pelota solo durante el juego», dijo Morton. “Los jóvenes profesionales pueden hacerlo, pero al mismo tiempo, para ver a los muchachos llegar allí, uno tras otro, después de otro, golpear a un tipo que lanza 100 millas por hora, que realmente brilla muy bien… Hay una razón por la que (los Marlins) ganan juegos». nunca he visto eso».

READ  Los Medias Blancas de Chicago con poco personal, al darse cuenta de que "sus piernas son importantes", piden a algunos jugadores que troten lentamente hacia la primera base

Los 155 jonrones de Atlanta los llevan 25 más que cualquier otro equipo al llegar a los juegos tardíos el sábado y los encaminan a 306.

Los otros dos equipos con los tres ponches más bajos en junio, los Nacionales (176) y los Yankees (181), conectaron un total de 50 jonrones durante el mes, 11 menos que los Bravos en junio. Esto fue después de que Atlanta consiguiera la segunda mayor cantidad de hits (51) en las mayores en mayo y tuviera la undécima menor cantidad de hits (232).

Los Bravos terminaron la temporada 2022 con la segunda mayor cantidad de jonrones (243), pero también tuvieron la segunda mayor cantidad de hits (1498). Fue su tendencia este año hacia más propietarios de viviendas y muchas menos huelgas lo que impresionó a muchos en la organización.

«Los hombres están madurando, envejeciendo y creciendo en su juego, por así decirlo», dijo Snicker. «Son un año más viejos y tienen más experiencia. Eso tiene mucho que ver».

Los Bravos se balancearon al 34.8 por ciento de los lanzamientos fuera de la zona de strike la temporada pasada, el tercero más alto en las mayores, solo por debajo de los Tigres y los Medias Blancas, según Fangraphs. Pero esta temporada, el índice de persecución del 33,0 por ciento de los Bravos es mejor que el de nueve equipos, y el 32,7 por ciento de junio fue mejor que el de 10 equipos, incluidos los Astros (33,5) y los Rays (34,6).

«No perseguimos tanto», dijo Snicker. «Estás hablando de un grupo de jóvenes que aún no han ido a donde van. Más al bate y experiencia, verás una mejora continua en todos ellos, creo. Son muy talentosos. Cuanto más haces eso, mejor lo haces, y lo están haciendo mucho ahora». «.

Por ejemplo, Austin Riley, quien lanzó un 34,5 por ciento desde lanzamientos fuera de la zona de strike en 2022, lo ha reducido al 29,4 por ciento esta temporada. Acuña pasó de 28.5 por ciento la temporada pasada a 27.2 por ciento este año, y Michael Harris II de 41.7 la temporada pasada a 39.1. Algunos de los Bravos más veteranos incluso han reducido su porcentaje de persecución, incluido Marcell Ozuna, quien hizo un swing del 36,1 por ciento desde el campo fuera del área hace un año y tiene un 30,7 por ciento esta temporada.

READ  Heat vs. Nuggets, cómo mirar, probabilidades, dónde transmitir y más

La fuerte ofensiva ayudó a los Bravos a ganar 22 de sus últimos 25 juegos y encaminó al equipo a 108 victorias, lo que establecería un récord de franquicia. Esa marca la tienen los Bravos de 1998, que terminaron 106-56.

Los Bravos han jugado solo tres juegos y han anotado menos de cuatro carreras desde la victoria 5-2 sobre Arizona el 3 de junio. Cinco Bravos estuvieron entre los 17 mejores de la Liga Nacional en OPS en junio, liderados por Eddie Rosario (1.115) y Acuña (1.112), quienes terminaron primero y segundo en la liga en batear a nueve bateadores cada uno durante el mes. Matt Olson lideró la liga en jonrones (11) y carreras impulsadas (25) en junio.

Después de pasar del segundo al quinto lugar en el orden de bateo, Olson bateó para .333 con 10 jonrones y 22 carreras impulsadas en sus últimos 13 juegos en junio.

«No me importa dónde estoy en el orden, cuando tienes la profundidad que tenemos», dijo Olson. «Me veo a mí mismo como un tipo que va a impulsar carreras, y cuando tienes 7, 8 y 9 (en orden) en la base hasta 1, 2, 3, realmente no hay a dónde mirar. creo que ha estado rodando muy bien. Tienes a Ronald y Ozzy acelerando en la parte superior de la base, y estuvo bien para nosotros».

Riley dijo que sintió que el crimen comenzó a entrar en juego a principios de junio.

«Siempre sentí hasta entonces que no todos hacíamos clic juntos, y creo que lo hacemos ahora», dijo. «Y eso es divertido. Como dijo Ole, del uno al nueve, no importa, en cualquier momento del juego, en cualquier situación, te gusta cualquiera».

A fines de mayo, se le preguntó a Snitker si tenía alguna inclinación de que su equipo estaba a punto de producir ese tipo de ataque ofensivo aplastante.

Él dijo: «Nunca se sabe». «Tienes la esperanza, a fines de mayo, de haber jugado lo suficiente ahora que las cosas comienzan a suceder, tal vez esto defina tu camino. No te sientas ahí y piensas que vamos a hacer lo que acabamos de hacer». . Simplemente sales y lo haces, y realmente no piensas en ello cuando lo vives. Y luego el mes termina y miras hacia atrás y dices, ‘Santo cielo, eso estuvo bueno’. Pero hasta mañana .»

(Foto de Ronald Acuña Jr. y Marcel Ozuna: Kevin C. Cox/Getty Images)