junio 15, 2024

CubaComunica

Spanish News Today para obtener las últimas noticias, estilo de vida y información turística en inglés en España.

El Parlamento español ha dado el visto bueno definitivo al proyecto de ley de amnistía

El Parlamento español ha dado el visto bueno definitivo al proyecto de ley de amnistía

El parlamento español dará el jueves su aprobación final a un controvertido proyecto de ley de amnistía para los separatistas catalanes, allanando el camino para el regreso de su líder Carles Puigdemont después de años en el exilio.

La aprobación de la amnistía será un momento decisivo para el primer ministro socialista Pedro Sánchez, ya que es una exigencia de los partidos separatistas que le permitan cumplir un nuevo mandato a cambio de apoyo parlamentario.

En marzo, la cámara baja del parlamento español aprobó un proyecto de ley que otorgaba amnistía a cientos de separatistas involucrados en el fallido intento de independencia de Cataluña en 2017.

Luego pasó al Senado, dominado por la oposición de derecha, donde fue vetado en un gesto simbólico que no impidió que se convirtiera en ley.

Regresará a la cámara baja de 350 escaños para un debate que comenzará a las 9:00 a.m. (0700 GMT) del jueves, donde los legisladores votarán para anular el veto y luego darán luz verde final al proyecto de ley.

Anuncio: desplácese hacia abajo para continuar

La ley busca poner fin a los esfuerzos por castigar a los involucrados en el intento de secesión de 2017 que desató la peor crisis política de España en décadas.

El mayor beneficiario fue Puigdemont, el ex líder catalán que encabezó la candidatura y luego huyó de España para evitar ser procesado.

Tanto su partido separatista de línea dura JxCat como su rival moderado ERC exigieron amnistía en noviembre a cambio de votos que permitieran a Sánchez asegurar otro mandato de cuatro años.

Lo que abrió esa puerta fueron las elecciones no concluyentes de julio de 2023 en España, que ganó el derechista Partido Popular (PP), pero careció de suficiente apoyo parlamentario para formar un gobierno.

Con JxCat desempeñando el papel de hacedor de reyes, Sánchez se los ganó y regresó al cargo con la promesa de amnistía, una medida que provocó una oposición feroz e implacable del PP y de la extrema derecha Vox.

Han atraído a miles de personas a las calles en protestas masivas contra el proyecto de ley que a veces se han vuelto violentas, particularmente alrededor de la sede de los socialistas en Madrid.

Anuncio: desplácese hacia abajo para continuar

El último fue el domingo, cuando el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, volvió a exigir a Sánchez «retirar el proyecto de ley de amnistía».

El martes, un portavoz del PP dijo que incluso después de que se apruebe el proyecto de ley, el partido hará todo lo posible para «anularlo», ya sea mediante recursos ante el Tribunal Constitucional o mediante «presión social» en la calle.

Sus críticos recordaron que Sánchez había rechazado la amnistía mientras hacía campaña para las elecciones el año pasado, antes de que la aritmética parlamentaria le obligara a cambiar de posición para evitar convocar nuevas elecciones.

Anuncio: desplácese hacia abajo para continuar

«Hay que hacer virtud», dijo Sánchez en varias ocasiones para explicar su cambio de sentido.

Las encuestas muestran que los españoles están divididos sobre la amnistía, incluso entre los propios socialistas de Sánchez y sus partidarios.

Sin embargo, el resultado de las elecciones regionales en Cataluña, donde los socialistas obtuvieron una clara victoria el 12 de mayo, ha cambiado el panorama.

Los separatistas perdieron su mayoría absoluta en el parlamento catalán después de 10 años en el poder, reivindicando la política de Sánchez de intentar calmar las tensiones alimentadas por la crisis de 2017.

Se espera que Salvador Illa, jefe de la rama catalana del Partido Socialista, encabece el nuevo gobierno de la región.

Sánchez dijo en Barcelona la semana pasada que los resultados mostraban que Cataluña había elegido «un camino de perdón, de dejar ir cualquier resentimiento».

Puigdemont, que obtuvo apoyo durante el referéndum y dijo que quería liderar una administración separatista minoritaria, espera regresar a casa a tiempo para ver asumir el nuevo gobierno catalán.

Aunque aún no se ha fijado la fecha, se espera que la última se produzca el 25 de junio.

Pero no sé si será posible.

Una vez que se apruebe la ley, los tribunales tendrán dos meses para promulgarla, liberar a los encarcelados y cancelar las órdenes de arresto pendientes, incluida la de Puigdemont.

chz/ds-hmw/imm/smw