enero 28, 2023

CubaComunica

Spanish News Today para obtener las últimas noticias, estilo de vida y información turística en inglés en España.

COP15 Charlas sobre biodiversidad: inscriba a los países en el plan de conservación '30x30'

COP15 Charlas sobre biodiversidad: inscriba a los países en el plan de conservación ’30×30′

MONTREAL, Quebec — Casi 190 países acordaron la madrugada del lunes un pacto integral de las Naciones Unidas para proteger el 30 por ciento de la tierra y los océanos del planeta para 2030 y tomar una serie de otras acciones contra la pérdida de biodiversidad, una creciente crisis bajo el radar, si Si no se controlan, ponen en peligro los suministros de alimentos y agua del planeta, así como la existencia de innumerables especies en todo el mundo.

El acuerdo se produce cuando la biodiversidad está disminuyendo en todo el mundo a un ritmo sin precedentes en la historia de la humanidad. Los investigadores han proyectado que un millón de plantas y animales están en riesgo de extinción, muchos dentro de décadas. El último evento de extinción de esta magnitud mató a los dinosaurios hace 65 millones de años.

Si bien muchos académicos y activistas han presionado por medidas más estrictas, el acuerdo, que incluye mecanismos de verificación de los que carecían los acuerdos anteriores, indica claramente un aumento en el impulso en torno al tema.

«Este es un gran momento para la naturaleza», dijo sobre el acuerdo Brian O’Donnell, director de Campaign for Nature, una coalición de grupos que cabildean por la protección. «Esta es una medida de conservación que no hemos visto antes».

En general, el acuerdo especifica un conjunto de 23 objetivos de conservación. El más destacado de estos, conocido como 30×30, pondría bajo protección el 30 por ciento de la tierra y el mar. Actualmente, alrededor del 17 por ciento de la tierra del planeta y alrededor del 8 por ciento de sus océanos están protegidos de actividades como la pesca, la agricultura y la industria.

Estados Unidos es solo uno de los dos países del mundo que no son parte de la Convención sobre la Diversidad Biológica, en gran parte porque los republicanos, que generalmente se oponen a unirse a los tratados, han bloqueado la membresía de Estados Unidos. Esto significaba que la delegación estadounidense estaba obligada a participar desde el margen. (El único otro país que no se adhirió al tratado es la Santa Sede).

El presidente Biden firmó una orden ejecutiva que también protegería el 30 por ciento de la tierra y las aguas de EE. UU. Pero se espera que cualquier esfuerzo legislativo para apoyar ese objetivo enfrente una fuerte oposición cuando los republicanos tomen el control de la Cámara de Representantes en enero.

Los países también acordaron administrar el 70 por ciento restante del planeta para evitar la pérdida de áreas de gran importancia para la biodiversidad y garantizar que las grandes corporaciones divulguen los riesgos e impactos de sus operaciones en la biodiversidad.

Ahora, la pregunta es si se lograrán los elevados objetivos del acuerdo.

Un acuerdo previo de 10 años. No logra alcanzar completamente un objetivo a nivel global.Según el organismo que supervisa el Convenio sobre la Diversidad Biológica, el tratado de las Naciones Unidas que sustenta el viejo, el nuevo acuerdo alcanzado aquí el lunes. Pero los negociadores dijeron que aprendieron de sus errores, y el nuevo acuerdo incluye disposiciones para hacer que los objetivos sean medibles y monitorear el progreso de los países.

READ  El Departamento de Bomberos de Londres es el día más ocupado desde la Segunda Guerra Mundial

«Ahora puede tener una boleta de calificaciones», dijo Basil Van Haver, un canadiense que fue copresidente de las negociaciones. Dijo que «el dinero, la vigilancia y los goles» marcarían la diferencia esta vez.

Si bien existen múltiples causas para la pérdida de biodiversidad, los humanos están detrás de cada causa. En la Tierra, el mayor impulsor es la agricultura. En el mar, es sobrepesca. Otros factores incluyen la caza, la minería, la tala, el cambio climático, la contaminación y las especies invasoras.

El acuerdo tiene como objetivo abordar estos factores. El objetivo 17, por ejemplo, se compromete a reducir los riesgos generales de los pesticidas y los productos químicos altamente tóxicos al menos a la mitad, al mismo tiempo que aborda la escorrentía de fertilizantes.

Los grupos de conservación han presionado por medidas más fuertes relacionadas con las extinciones y las poblaciones de vida silvestre.

Anne Lariguderie, ecologista y secretaria ejecutiva de la Plataforma Científica Intergubernamental sobre Biodiversidad, conocida como IPBES, lamentó la omisión pero elogió el amplio acuerdo como ambicioso y limitado.

«Es un compromiso, pero no está mal», dijo el Dr. Lariguderie.

Las preguntas sobre cómo equilibrar la ambición del acuerdo con la capacidad de los países para pagarlo han dado lugar a fuertes desacuerdos en las conversaciones, junto con demandas de un nuevo fondo mundial para la biodiversidad. China, que dirigió las conversaciones, y Canadá, que las acogió, llegaron a un compromiso delicado.

La Unión Europea ha perseguido objetivos de conservación más sólidos. Indonesia quería más libertad de acción sobre cómo se usaba la naturaleza.

Gran parte de la biodiversidad del mundo vive en países del Sur Global. Pero estas naciones a menudo carecen de los recursos financieros masivos necesarios para restaurar los ecosistemas y reformar las prácticas agrícolas, acuícolas, pesqueras y forestales dañinas; y conservación de especies amenazadas.

Los países en desarrollo han presionado agresivamente para obtener más fondos, y los representantes de docenas de países de América Latina, África y el sudeste asiático abandonaron las reuniones el miércoles en protesta por no ser escuchados.

La República Democrática del Congo expresó una feroz oposición y retrasó la aprobación final hasta las primeras horas de la mañana del lunes. Cuando el presidente de las conversaciones procedió a anular las objeciones congoleñas, los delegados de varios países africanos se quejaron en voz alta.

El acuerdo alcanzado el lunes duplicaría el financiamiento total para la biodiversidad a $200 mil millones anuales de todas las fuentes: gobiernos, sector privado y filantropía. Asigna hasta $ 30 mil millones anuales para fluir hacia los países pobres desde los países ricos. Las obligaciones financieras no son legalmente vinculantes.

READ  Biden y Macron realizan conferencia de prensa conjunta en la Casa Blanca: NPR

Los representantes de los países en desarrollo dijeron que el dinero no debe considerarse caridad.

Joseph Onuga, un biólogo que dirige la Fundación de Conservación de Nigeria, señaló que las antiguas potencias coloniales se habían enriquecido mediante la explotación de los recursos naturales en todo el mundo. «Vinieron y saquearon nuestros recursos para desarrollarse», dijo.

Ahora que los países en desarrollo están tratando de utilizar los recursos naturales para su propio crecimiento, dijo, se les ha dicho que deben conservarlos en nombre de la conservación global.

El Dr. Onuga, biólogo conservacionista, dijo que cree en la protección de la naturaleza, pero quiere que las naciones industrializadas asuman la responsabilidad de las acciones pasadas.

Un estudio realizado por el Instituto Paulson, una organización de investigación, encuentra que revertir la disminución de la biodiversidad para 2030 requerirá cierres. Un déficit de financiación de unos 700.000 millones de dólares al año.

Una fuente importante de financiamiento podría provenir de la reasignación de los cientos de miles de millones o más que se gastan anualmente en subsidios que dañan la naturaleza, como ciertas prácticas agrícolas y combustibles fósiles. El Objetivo 18 hace que el mundo los reduzca en al menos $ 500 mil millones anuales para 2030.

Los derechos indígenas fueron un punto de discusión sobre la idea 30×30. Algunos temían que la medida desplazaría a las comunidades, mientras que otros defendieron el objetivo como un medio para asegurar los derechos indígenas a la tierra y pidieron que se protegiera una mayor proporción de tierra.

Jennifer Corpuz, representante del Foro Indígena Internacional sobre Biodiversidad y directora general de políticas de Nea Tiro, un grupo sin fines de lucro, celebró la inclusión de un lenguaje sobre los derechos indígenas en la convención. «Ella es una pionera», dijo.

Misa Rojas Corradi, ministra de Medio Ambiente y climatóloga de Chile, dijo que ni siquiera se dio cuenta de la profundidad de la crisis de la biodiversidad. Un importante informe intergubernamental sobre el tema en 2019. De vuelta a casa, dijo que su plan era traer a otros ministros al consejo. Si bien reconoció que los problemas agrícolas son particularmente difíciles en este momento debido a los problemas de seguridad alimentaria planteados por la invasión de Ucrania por parte de Rusia, dijo que era importante seguir adelante.

“Tenemos que entender que no habría comida en este planeta sin la biodiversidad”.