abril 12, 2024

CubaComunica

Spanish News Today para obtener las últimas noticias, estilo de vida y información turística en inglés en España.

ARCO Madrid, la feria de arte más grande de España, registró ventas constantes gracias a los bajos precios y la afluencia de coleccionistas latinoamericanos.

ARCO Madrid, la feria de arte más grande de España, registró ventas constantes gracias a los bajos precios y la afluencia de coleccionistas latinoamericanos.

Cortesía Argo Madrid.

ARCO Madrid, la feria líder en el mundo del arte de habla hispana, abrió su 42ª edición el miércoles con niveles de asistencia de coleccionistas y números de expositores previos a la pandemia. Grupos de entusiastas posibles compradores de arte, principalmente de Europa y América Latina, recorrieron los pasillos del centro de convenciones de IFEMA. El ambiente general fue enérgico y positivo, con coleccionistas y amantes del arte entablando profundas conversaciones con galeristas en los stands.

Si bien algunas galerías, especialmente las películas españolas, tuvieron un comienzo exitoso en términos de ventas, no todo el alto nivel de entusiasmo se tradujo en fuertes ventas para todas las galerías desde el principio, especialmente cuando las obras de artistas desconocidos eran más conceptuales.

Mientras que algunos galeristas admiten en broma que «necesitamos vender más», a otros no les molesta la lentitud de las ventas. Argo Madrid normalmente tiene un ritmo diferente al de otras ferias como Art Basel o Frieze, y no es raro que se agoten los puestos dos semanas después de la feria, dijeron. Por lo tanto, vieron la feria como un lugar de encuentro y una plataforma para que profesionales como coleccionistas y curadores y directores de museos descubran nuevos nombres e ideas.

Esto fue especialmente cierto para la megacoleccionista italiana Patricia Sandretto re Rebatenco, quien ha sido una habitual en ARCO Madrid durante más de tres décadas y tiene fuertes lazos con la capital española. Fundó la Fundación Sandreto re Rebatenco (RSRR Madrid) en 2017, y a principios de semana recibió un honor de la Reina Sofía de España en los Premios Iberoamericanos de Mecenazgo.

«Siempre es una gran feria. Siempre tiene artistas interesantes de España y de países latinoamericanos”, dijo Sandretto Re Rebaudengo, presidente y fundador de la Fondazione de Turín. «Es un buen equilibrio entre galerías establecidas y algunas más jóvenes, así como galerías de Países latinoamericanos, Europa. No se ve mucho en otras ferias”.

Este año Argo Madrid presenta 211 galerías de 36 países, donde el 71 o 34 por ciento son galerías españolas. Las galerías latinoamericanas representan el 21 por ciento de la participación internacional, particularmente de Argentina, Brasil, México y Perú.

jonas englert, Declaración de Principios (2022) Cortesía de la artista y galería Anita Beckers.

La directora de la feria, Maribel López, señaló que si bien el tamaño de la feria ha vuelto a sus niveles previos a la pandemia a medida que se alivian las restricciones de Covid en España, la cantidad de coleccionistas que asisten a través del programa de compradores internacionales e invitados especiales de larga data de la feria también es la más grande para fecha.

READ  Gran Bretaña y España inician nueva temporada con victorias en la Copa United

«Madrid está en un buen momento en este momento. Tiene buena energía. Muchos coleccionistas latinoamericanos se han mudado a Madrid en los últimos años. Todavía es barato en comparación con otros lugares de Europa», dijo López a Artnet News, gracias a tarifas relativamente bajas en comparación con otras ferias de primer nivel en la región.La feria ha logrado mantener su reputación como plataforma de innovación, siendo más ambiciosa en sus presentaciones y exhibiendo más trabajos experimentales.

Una videoinstalación con carga política Declaración de Principios Por Jonas Englert en Galerie Anita Beckers de Frankfurt (que compartió un stand con Galerie Kornfeld de Berlín bajo el nombre de stand Beckers+Kornfeld), por ejemplo, atrajo mucho interés. La intrincada obra, que refleja cómo se escenificaban los acontecimientos políticos con referencias a imágenes y metraje encontrados, se vendió por 25.000 euros (26.373 dólares) por edición. La galería londinense Hollybush Gardens presentó una serie de esculturas de cerámica de Jumana Manna, nacida en Palestina y radicada en Berlín, en la categoría «El Mediterráneo: un mar redondo». Al menos tres de las obras de la muestra, con un precio de entre £ 5,000 ($ 5,970) y £ 30,000 ($ 35,818), se vendieron a TBA21 Thyssen-Bornemisza Art Contemporary en España y a instituciones en Italia y Alemania.

Esculturas de Jumana Manna presentadas por la galería londinense Hollybush Gardens en ARCO Madrid 2023. Foto: Vivienne Chow.

Otras galerías que reportaron ventas incluyeron Perotin, que vendió tres pinturas de la artista española Cristina Bonbon, por $90,000 cada una, y las obras En el blanco $ 90,000 a $ 100,000 por Elmgreen & Dragset. Debutando en la feria de este año, David Zwirner vendió una escultura del difunto escultor español Juan Muñoz. Imagen de plotter con Shutter III (1999) para una compañía en España, y varias obras de Marcel Dejama, Oscar Murillo y la estrella emergente del mercado, el pintor brasileño Lucas Arruda. Arruda presenta su exposición individual en la Fundación Sandretto Re Rebaudengo Madrid y está comisariada por Hans Ulrich Obrist en el Ateneo de Madrid. La galería no reveló el precio, pero el récord de subasta actual de Arruda es de $ 487,660, que se logró en la venta de Phillips Hong Kong de 2020 junto con la subasta de Bali.

READ  barcelona contra Transmisión en vivo de Intercity (4/1/23): vea la Copa del Rey de España en línea | Hora, USA TV, Canal

Expositora por primera vez Karen Huber de México “Never the Same. Arte latinoamericano”, el stand individual de la pintora mexicana Ana Segovia estaba casi lleno, con obras que oscilaban entre los 5.000 euros (5.276 dólares) y los 50.000 euros (52.760 dólares).

Vista de instalación de la galería ucraniana Voloshyn en ARCO Madrid 2023. Foto: Vivienne Chow.

Por primera vez se mostró la galería ucraniana Voloshyn. Contó con dos artistas ucranianos, Nikita Kady y Mykola Rytny, ambos en la Bienal de Venecia, que coincidió con el primer aniversario de la invasión rusa. Desde esculturas hasta fotografías, pinturas y dibujos, las obras expuestas son solemnes y emotivas, un reflejo visual del estado de ánimo de los artistas que viven el trauma de la guerra.

«Después del estallido de la guerra, nuestro espacio en Kiev se cerró y se convirtió en un refugio, por lo que decidimos realizar varias exposiciones», dijo el cofundador de la galería, Max Voloshin, a Artnet News. Las obras se enviaron desde Ucrania y tomaron una ruta complicada para llegar a Madrid a pesar de los altos costos. «Necesitamos escuchar nuestras voces y ver a nuestros artistas», dijo Voloshin. Los precios de las obras oscilaron entre los 5000€ y los 15.000€ y algunas de ellas han sido vendidas.

Este año ARCO vio algunas galerías regresar a la feria por primera vez en mucho tiempo. Entre ellos se encuentra la galería Rudiger Schott, con sede en Múnich, que celebra su 55 aniversario. La directora de la galería, Yeliz Kaiser, dijo que este año era la primera muestra de la galería desde 2009, y la galería decidió regresar después de reflexionar sobre su posición estratégica, con la esperanza de encontrarse con coleccionistas europeos y latinoamericanos en la feria. La galería presentó una muestra colectiva de 13 artistas con un precio de entre 4.000€ ($4.226) y 130.000€ ($137.351).

Una presentación individual de la vista de instalación de la galería española de Allercon Criado en ARCO Madrid 2023 por Cristina Mejias. Cortesía de la galería.

Durante la feria se realizaron varias adquisiciones institucionales y corporativas. Fundación ARCO adquirió seis obras para sumar a su colección. El Museo Reina Sofía compró 26 obras de 18 artistas por 400.000 euros (422.700 dólares). El Ayuntamiento de Madrid ha realizado su mayor inversión en la exposición en los últimos años, comprando seis obras por un total de 226.000 euros (238.825 dólares). Las obras se albergarán en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC).

READ  CGCOII de Ingenieros Australia y España abre nuevos caminos para el movimiento global de ingeniería

La Galerie Nachst St. Stephan Rosemarie Schwarzwalder, con sede en Viena, vendió varias obras, incluida una obra del pintor francés Bernard Fries, a una colección privada en América del Sur por 182.000 euros (192.637 dólares). Miami se vendió por 15.000 euros (15.876 dólares), mientras que las pinturas del pintor surcoreano residente en Düsseldorf, Jongsuk Yoon, se vendieron en 25.000 euros (26.461 dólares) para una colección privada en España y en 23.500 euros (24 dólares) para un coleccionista del este de Asia, así como un gran cuadro. . Una colección de Katharina Gross en Francia por 400.000 euros (423.380 dólares). “El Argo de este año está demostrando ser uno de los mejores eventos VIP en la agenda de ferias de arte internacionales para coleccionistas y curadores. «Corona definitivamente ha terminado, y la nueva directora Maribel López ha presentado muy bien su primera versión ‘normal'», dijo Schwarzwalder a Artnet News.

La galería española Alarcón Criado también registró un éxito, vendiendo obras de 15 artistas por entre 30.000 € (31.660 $) y 40.000 € (42.213 $) cada una, incluidas obras de la artista jerezana Cristina Mejías. Galardonado con el XVI Premio illy Sustain Art. El artista también está representado por Rodrigues Gallery, con sede en Polonia, que registró fuertes ventas en la feria de este año.

“La sensación es buena este año después de la pandemia. La gente puede viajar ahora, está feliz y confiada. Los coleccionistas de este año son increíbles”, dijo la galerista Carolina Alarcón a Artnet News.

Argo Madrid está abierto hasta el 26 de febrero en Ifema Madrid.

Seguir a lo largo Noticias En facebook:

¿Quieres seguir en el mundo del arte? Suscríbase a nuestro boletín para recibir noticias de última hora, entrevistas reveladoras y reseñas detalladas que hacen avanzar la conversación.