Tres años después, Carreño vuelve a los cuartos de final de Roland Garros

Semanas después de perder un set tras alcanzar su primera final de Grand Slam en el Abierto de Estados Unidos, Pablo Carreño está de vuelta en la lucha por las cosas importantes. Lunes, español ha ganado Daniel Altmaier (6-2, 7-5, 6-2) y fue citado con Novak Djokovic (6-4, 6-3, 6-3 a Karen Khachanov) en los cuartos de final de Roland Garros, que ya había logrado en 2017 (se retiró temprano en el segundo set contra Rafael Nadal después de una lesión abdominal). Además de reafirmar su crecimiento como jugador, la victoria tuvo un mérito enorme: el número 18 del mundo tuvo que lidiar con problemas estomacales que lo obligaron a competir sin sentirse bien.

Carreño si Altmaier salieron a jugar alrededor de las nueve de la noche, cuando deberían haber comenzado alrededor de las cuatro de la tarde. La lluvia aplazó el inicio del partido hasta que la organización del torneo decidió trasladarlo del Suzanne lenglen ala Philippe Chatrier de modo que el cruce se disputaba por dentro. Así, los dos rivales buscaron la victoria en una noche fría (10 grados) y ante la mirada de 30 valientes, los pocos que se quedaron en las gradas para presenciar el partido.

Hasta este torneo, Altmaier (22 años y 186 en el mundo) nunca había jugado Grand Slam. Silenciosamente, el alemán pasó los tres partidos de la fase anterior, entró en la mesa final de Roland Garros y pasó a ganar rivales formidables (Matteo berrettini, Jan-Lennard Struff los Feliciano Lopez) para llegar al octavo y sorprender al mundo entero con una actuación que deja huella.

READ  Copa Oro 2021: ¿por que Qatar jugará allí?

Con el peligro de enfrentarse a un rival enfurecido, sin nada que perder, sin ninguna presión a la que enfrentarse, Carreño Sacó a relucir un juego muy serio en el que asumió su favoritismo antes de saltar a la pista, y aprovechó la inexperiencia de Altmaier cuando las cosas se pusieron un poco feas en el segundo set.

Después de conseguir el primer set sin problemas, Carreño visto como Altmaier atacó el segundo desde el revés hasta el revés, azotando su camino. Él alemán, muy agresivo, arrancó el servicio para español y tuvo en la mano igualar el paso porque supo sacar en el segundo set con 5-4, una buena oportunidad para nivelar el duelo. Allí jugué Carreño con los nervios de su oponente hasta que consiguió lo que quería: que Altmaier descarrilado emocionalmente (qué gritos del alemán ¡después de cada error!) para entregar este segundo set, y luego el partido.

More from Abelardo Orozco

Delfín gana 3-0 a Defensa y Justicia en Libertadores y Olimpia respira

El ecuatoriano Delfín venció 3-0 a Defensa y Justicia Argentina, por quinta...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *