Por qué los mexicoamericanos siguen careciendo de influencia política

Los mexicoamericanos constituyen el grupo latinoamericano más grande del país, pero siguen siendo eclipsados ​​políticamente por los cubanoamericanos recién llegados.

Porque es esto importante: Las disparidades en el poder político entre los mexicoamericanos y los cubanoamericanos reflejan las diferencias raciales, históricas, geográficas y económicas dentro de las culturas latinoamericanas en los Estados Unidos.

  • Por primera vez en la historia de los Estados Unidos, el Senado incluye a tres mexicoamericanos: los Sens. Catherine Cortez Masto (D-Nev.), Ben Ray Luján (DN.M.) y Alex Padilla (D-California). – mientras que la población mexicano-estadounidense a nivel mundial se acerca a los 37 millones de personas.
  • Los cubanoamericanos, que suman solo 2 millones, también están representados por tres senadores cubanoamericanos: el senador Marco Rubio (R-Fla.), El Senador Ted Cruz (R-Tex.) Y Bob Menendez (DN.J.).

Entre líneas: Hoy en día, la mayoría de los mexicoamericanos residen en un azul profundo de California o en un rojo confiable de Texas. Ninguno de los dos estados atrae a muchos candidatos presidenciales que hacen campaña para las elecciones generales.

  • El núcleo político de los cubanoamericanos vive en el estado cambiante de Florida, lo que los hace más atractivos para los candidatos presidenciales que a menudo visitan y juegan con las pasiones anticomunistas de cubanos y venezolanos.
  • Ambos grupos ayudaron a entregar a Florida y sus 29 votos electorales para el presidente Trump en las elecciones de 2020.

Cómo funciona: La concentración de mexicoamericanos en estados no indecisos y la escasa recaudación de fondos políticos los coloca en desventaja para obtener un poder político que refleja sus números, dijo Eli Magaña, consultor político mexicano con sede en Las Vegas.

  • El Partido Demócrata tampoco ha invertido en la formación de candidatos mexicano-estadounidenses o en el desarrollo de un canal para un cargo electivo, dijo el consultor político de Nuevo México, Sisto Abeyta.
  • La iniciativa Free, financiada por Koch, capacita a los latinos para que se conviertan en activistas en cuestiones de impuestos e inmigración, pero no capacita a los candidatos para postularse a cargos públicos.
  • Estrellas políticas mexicano-estadounidenses anteriormente prometedoras, incluido el ex alcalde de Los Ángeles Antonio Villaraigosa, el ex vicegobernador de California Cruz Bustamante y el ex secretario de vivienda Henry Cisneros, ardió en medio del escándalo, librando al banco de posibles figuras nacionales, escribió El columnista de Los Angeles Times Gustavo Arellano.
READ  Nuevos mapas de la Vía Láctea revelan que la Tierra se acerca a un agujero negro

Pueblo mexicano La ascendencia ha existido desde antes de la fundación de los Estados Unidos y hoy representa el 60% de los 61 millones de latinos. Pero su poder político es limitado.

  • Casi un tercio de los estadounidenses de origen mexicano son menores de 18 años y no pueden votar, según Arturo Vargas, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Funcionarios Públicos Electos y Designados de América Latina.
  • Uno de cada cuatro adultos de ascendencia mexicana en Estados Unidos no es ciudadano, dijo Vargas.
  • La mayoría de los funcionarios electos mexicano-estadounidenses provienen de distritos pobres, predominantemente mexicano-estadounidenses debido a la segregación racial y la manipulación.

Vuelta hacia atrás: El presidente John F. Kennedy galvanizado Votantes mexicoamericanos durante su carrera presidencial de 1960 a través de “¡Viva Kennedy!” clubes, en el primer esfuerzo masivo de un candidato presidencial para llegar a los votantes latinos.

  • El Caucus Hispano del Congreso atribuye este alcance de 1960 al ímpetu que impulsó a los mexicano-estadounidenses a involucrarse en la política. Desde entonces, más hispanos, en su mayoría demócratas mexicoamericanos, han sido elegidos al Congreso que en los últimos 140 años, según el Camarilla.
  • Una generación más tarde, el gobernador republicano de Texas, George W. Bush, cortejó a los mexicano-estadounidenses durante sus carreras para gobernador y presidente, y obtuvo un número récord de votos republicanos de los latinos.

Sin embargo, Un gran número de cubanos, muchos de ellos de élite, en su mayoría familias blancas adineradas, comenzaron a llegar en la década de 1960 después de que Fidel Castro derrocó al dictador Fulgencio Batista.

  • A diferencia de los estadounidenses de ascendencia mexicana, los refugiados cubanos de la Guerra Fría recibieron caminos claros y rápidos hacia la ciudadanía estadounidense, incluidos los privilegios de voto, dijo Jerónimo Cortina, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Houston.
  • Los cubanoamericanos anticomunistas se unieron al Partido Republicano luego de la fallida invasión de Cuba en Bahía de Cochinos y formaron coaliciones con republicanos conservadores y demócratas contra los derechos civiles y las iniciativas contra la paz.
  • Algunos mexicoamericanos abrazaron las luchas de los afroamericanos, mientras que algunos cubanoamericanos luego rechazaron al revolucionario sudafricano antiapartheid Nelson Mandela por su relación con Castro.
  • Estas acciones de los cubanoamericanos enojaron a los mexicano-estadounidenses de tendencia demócrata moderada y llevaron a tensiones políticas entre los dos grupos que persisten en la actualidad.
READ  Legislador de Battle Creek apuntado por servicios públicos de Michigan
More from Tiburcio Pasillas

Cómo descubrí la Navidad en Cuba

Por Ariel Glaria Enriquez Foto: Nike HORAS DE LA HABANA – Había...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *