Memorias 4G para desear la llegada del 5G

Recuerdo bien la mañana del 18 de julio de 2013. Ese día salí de casa para ir a trabajar con la mirada puesta Barra de estado desde mi celular. Era cliente de Yoigo, y ese era el día fijado para el operador, que aún no era propiedad de MásMóvil, activa tus antenas 4G. De hecho, alrededor de las diez de la mañana apareció el icono 4G, reemplazando al anterior 3G. Salud y alegría, corrí a subir un video a YouTube para ver si era cierto que la velocidad me estaba jugando con el cabello. “Bueno … no está mal, pero esperaba algo que cambiara mi vida un poco más”.

La verdad es que mi vida siguió exactamente igual con 4G o sin … por un tiempo. En mi infancia me costaba entender que los saltos generacionales de las redes móviles no son sprints, sino maratones, donde la paciencia es la aliada y el proceso es más como una fina lluvia, imperceptible al principio, pero que se alarga cuando estamos expuestos a ella el tiempo suficiente.

Ese día de verano de 2013, 4G parecía un complemento que no estaba mal, pero tampoco me iba a aportar mucho. No podía estar más equivocado: gracias al 4G, servicios y herramientas que no tenían sentido sin llegar o consolidarse.

  • A cuentos Instagram, con sus constantes subidas de muchos videos seguidos.
  • Transmisiones en vivo desde Instagram o Periscope.
  • Juegos multijugador avanzados y online para móviles, además del formato Patrocinado.
  • Redes sociales como TikTok.
  • Descargue contenido, como aplicaciones, desde cualquier lugar.

Cargando…

Logotipo 5G.

Antes de 4G, vivíamos en una época en la que veíamos un video de YouTube con una calidad superior a la que significaba Minecraft esperar a que se cargue el arranque y luego sufrir paradas constantes. La transmisión de música tampoco fue completamente continua. Las partidas multijugador online eran bastante sencillas, sobre todo por turnos, y enlazar treinta vídeos uno tras otro sin pausas, como hacemos al iniciar sesión en Instagram, era una utopía. Ni siquiera vamos a hablar de ver una serie de 720p en el autobús.

READ  Los manipuladores de precios de Bitcoin observan de cerca cómo BTC pierde impulso alcista

Saltos de generación en redes móviles, no sprints, sino maratones: sus usos potenciales solo se descubrirán después de su implementación

Recordando todo esto, nos sorprendió leer opiniones que cuestionan la necesidad de 5G, argumentando que lo que ofrece 4G es más que suficiente, o que el aumento en los precios de los teléfonos inteligentes por incluir esta compatibilidad no compensa al usuario. Como si sus verdaderas ventajas no fueran a aparecer paulatinamente en los próximos años, como sucedió a partir de 2013 con 4G.

Las reacciones a cada tráiler de esta próxima generación recuerdan mucho el increíble homenaje al que los Simpson rindieron. Gremlins con La visita de Homer a una vieja y siniestra tienda:

  • 5G traerá velocidades que multiplicarán por 50 las de 4G.
  • ¡Eso es bueno!
  • La compatibilidad móvil con 5G hará que los teléfonos inteligentes sean más caros.
  • ¡Esto es malo!
  • La latencia bajará a 2 milisegundos.
  • ¡Eso es bueno!
  • Hasta que se complete la implementación, las transiciones entre 4G y 5G agotarán la batería del teléfono celular.
  • ¡Esto es malo!
  • Podemos jugar videojuegos en streaming con la misma experiencia de fibra.
  • ¡Eso es bueno!
  • El 5G que veremos un rato realmente será NSA.
  • ¡Esto es malo!

El aterrizaje 5G ya ha comenzado, con Movistar, naranja y De otro modo dando el tiro inicial, aunque como decíamos, en una especie de 4G vitaminado que utiliza la infraestructura actual, hasta que la infraestructura 5G específica aumente en las próximas fases. Algo que se traduce en esto, en la práctica, la única novedad que podemos notar es velocidades de descarga más altas. La caída de la latencia o la mejor gestión de muchos dispositivos conectados a una misma antena vendrán más adelante.

READ  será la tercera marca de teléfonos móviles más grande

Negar las posibilidades de 5G en el presente, no en el futuro, es como negar 4G en 2013, ignorando la anticipación de la transmisión de video y las transmisiones en vivo generalizadas.

De cara al futuro, y a medida que se activen las antenas 5G, veremos la llegada de herramientas y conectividad para nuevos dispositivos que darán sentido real a esta quinta generación. Para abrir la boca podemos empezar a pensar en jugar juegos de Xbox Game Pass desde cualquier lugar y transmitir gracias a acuerdos como Samsung y Microsoft, aunque llega a cualquier Android.

Otras posibilidades: transmisión de realidad virtual y multijugador, coches conectados e interconectados para evitar accidentes o para advertir con anticipación de imprevistos en las carreteras … Difícil de imaginar, lo difícil que debe haber sido para los inventores de teléfonos celulares pensar que su creación terminaría en el bolsillo de todo ser humano y tendría el impacto que tuvo en la sociedad a nivel mundial.

Veremos dónde estamos en 2023. Después de todo, seguramente nadie esperaba en 2013 que tuviéramos transmisiones en vivo o consumiéramos videos en streaming constantemente y desde cualquier lugar. Y en 2016 esto se volvió común.

Written By
More from Paulino Eva

Tecnología: WhatsApp | Cómo saber quién te espía | Truco 2020 | Aplicaciones | Aplicación

Cosas extrañas están sucediendo en tu Whatsapp? ¿Sientes que alguien te está...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *