Maestros soberanos 01

Ivette Orosa Vázquez trabaja actualmente en el Centro de Inmunología Molecular Foto: Naturaleza Secreta.

Ivette Orosa Vázquez es licenciada en bioquímica por la Universidad de La Habana desde hace dos años, actualmente trabaja en el Centro de Inmunología Molecular (CIM) y forma parte del equipo de investigación de esta institución que apoya el proyecto que lidera el Instituto de Vacunas Finlay para el desarrollo de las cuatro vacunas candidatas. contra COVID-19.

Decidió su carrera universitaria un día, cuando la sorprendió una clase de Mirta Ojeda, su profesora de biología en el Instituto Preuniversitario de Ciencias Exactas Vladimir Ilich Lenin (IPVCE).

Decidió su carrera universitaria un día cuando una clase de Mirta Ojeda la sorprendió. Foto: Naturaleza Secreta.

Por las circunstancias de la vida, cuando iniciamos nuestra entrevista con Sonsire Fernández Castillo, microbióloga del Instituto de Vacunas Finlay y responsable de una de las vacunas candidatas desarrolladas por esa institución, tiene la oportunidad de agradecer a Aleida a través de una llamada telefónica. Marchante, su profesor de español y literatura de la misma escuela, por las clases que tanto le gustaban, aunque su vocación siempre ha estado definida por la biología.

Ambas experiencias nos hacen pensar en todos los docentes que están detrás de cada resultado de la ciencia en Cuba y la importancia de tener un sistema educativo de calidad, esto nos otorga la Soberanía 1, 2, 3, 4, 5, 6. 7 … todas.

Y estos jóvenes investigadores son, además de muy buenos en sus especialidades, sensibles, cultos, dedicados, poseedores de valores que mucha gente sembró a lo largo de su vida. Gracias también a todos sus profesores.

Sonsire Fernández Castillo, microbiólogo del Instituto de Vacunas Finlay. Foto: Naturaleza Secreta.

Sonsire Fernández Castillo, microbiólogo del Instituto de Vacunas Finlay. Foto: Naturaleza Secreta.

(Tomado del perfil de Facebook de Secret Nature)

READ  El increíble caso del único hombre enterrado en la Luna

More from Tiburcio Pasillas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *