Las delicias gastronómicas de Cuba – Cocina ecléctica con influencias internacionales – Free Press of Jacksonville

Cuba es un paraíso terrenal, desde sus paisajes y sus habitantes hasta su gastronomía. Platos cubanos tienen influencias de las cocinas española, africana, árabe y china.

Los pueblos indígenas de la isla han utilizado durante siglos piña, guanábana, guayaba, papaya, chirimoya, mango, zapote y otras frutas. Capturaban y cocinaban pescado, cangrejo, anguila, camarón, ostras, almejas, tilapia, sábalo, tortugas e incluso manatíes e iguanas antes de la época colonial.

Los pueblos indígenas de Cuba asaron su comida con leña en la época prehispánica, antes de la conquista española del hemisferio occidental. A menudo cocinaban la carne directamente al fuego, sosteniéndola con una rama o haciendo guisos con ollas de barro. Frotaron sus carnes con hierbas y especias.

La cocina isleña ha dado un giro interesante con la llegada del conquistadores. Trajeron vacas, cabras, cerdos, ovejas y caballos. Los colonizadores también introdujeron aves, incluidos pollos, patos y palomas, y importaron limones, limas, naranjas e higos.

La cocina cubana contemporánea incluye plátanos, tubérculos, arroz y frijoles. Los plátanos y los tubérculos son la base de una comida abundante. Los cubanos suelen comerlos al mediodía o por la tarde, y en el almuerzo o la cena comen arroz y frijoles.

Los cubanos le dan su toque único al pescado y la carne agregando salsas, pimentón, comino y ajo.

“Las especias y los ingredientes naturales realzan su sabor”, dijo Elvia Ofelia Toledo Prieto, graduada en gastronomía de Chef College en Boca del Río, Veracruz.

El plátano es un ingrediente común en la cocina cubana. (Phoenix Han / Unsplash)

Un plato cubano popular son los moros y cristianos, frijoles negros con arroz frito y plátanos. Pimienta, ajo y cebolla completan el sabor. Moros y cristianos es rico en fibra, proteínas e hidratos de carbono.

La ropa vieja, un guiso que nunca falla en los hogares cubanos, lleva carne rallada, salsa de tomate, cebolla, pimiento morrón y ajo. Los cubanos lo sirven con patatas fritas o plátanos y arroz.

READ  MAS celebra los puntos de salida que les dan una aplastante victoria en la primera ronda

Ajiaco es su plato nacional. Durante eventos importantes, los cubanos disfrutan de este caldo con trozos de calabaza, yuca y plátano. Ajiaco también puede tener carne de cerdo, bolas de masa de maíz y carne seca. Los invitados agregan chile y lima como toque final.

Las conchas de guayaba (cascos de guayaba) se encuentran entre los postres más buscados. Para prepararlas, los cocineros cubanos lavan, pelan, parten por la mitad y siembran las guayabas, dándoles forma de concha. Luego cuecen las cáscaras en agua hirviendo y agregan azúcar. Una vez que las cáscaras están blandas, las escurren. Al mezclar el almíbar restante con requesón o queso crema, los cocineros obtienen el relleno perfecto para las conchas.

“Cuba tiene una influencia importante en [international] la gastronomía. Uno de sus platos principales es el arroz con frijoles, un guiso tradicional cubano o ropa vieja. Por no hablar de su “mixología” en las bebidas ”, dijo Fernando Lara Montalvo, egresado de gastronomía de la Universidad Mexicana, Campus Veracruz.

Una de las bebidas más tradicionales de Cuba es la Malta, que combina lúpulo, cebada, agua y leche condensada. Después de las comidas, los cubanos podrían tomar un cortadito, un espresso fuerte con azúcar que les da más energía para disfrutar del ambiente de la isla.

Pero el rey de las bebidas cubanas es el Mojito. La gente de todo el mundo lo aprecia. Los bares mexicanos lo sirven en un abrir y cerrar de ojos a la isla.

“El mojito es una de las bebidas cubanas más buscadas en los restaurantes y bares de nuestro país”, dijo Lara Montalvo, quien es mexicana.

READ  Honras fúnebres del fallecido metropolitano de Montenegro (+ Fotos)

¡Intenta preparar un plato cubano!

Moros y cristianos es un guiso tradicional con arroz y frijoles. (Palabras de Charlie Moron / Café)

Receta de Moros y Cristianos

Ingredientes

1 libra de arroz de grano corto

1 libra de frijoles negros

1/3 libra de pimiento verde

3 dientes de ajo

1/3 libra de cebolla

1 hoja de laurel

1 cucharadita de orégano seco

1/2 cucharadita de pimentón dulce

Comino

Sal

El vinagre

Azúcar

Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Remoja los frijoles en agua durante 12 horas. Escurrir y lavar.

Lavar y picar los pimientos. Pelar y picar el ajo y la cebolla.

En una cacerola, vierta 1 litro de agua. Agrega la mitad del pimiento morrón, la cebolla y el ajo. Agrega la hoja de laurel y los frijoles ya remojados y escurridos.

Tape la olla y deje hervir. Cocine 45 minutos a fuego medio-bajo.

Mientras se cuecen los frijoles, dore el resto del pimiento, la cebolla y el ajo en una sartén con aceite de oliva. Una vez que estén tiernos, agrega el comino, el orégano y el pimentón dulce. Cocine por 2 minutos más, revolviendo constantemente. Reserva.

Una vez que los frijoles estén bien cocidos, agregue las verduras a la olla y una pizca de sal. Tape nuevamente y cocine por otros 30 minutos.

Agrega el vinagre y cocina por otros 15 minutos.

Para hacer el arroz, calienta 2 tazas de agua con una pizca de sal y agrega el arroz. Cocine por 18 minutos.

Sirve los frijoles con arroz recién preparado. Puedes acompañar el plato con plátano frito.

(Traducido y editado por Gabriela Olmos. Editado por Fern Siegel)

More from Hernando Capistran

Se quita la última estatua pública del dictador español Franco | Francisco franco

La última estatua pública en España del ex dictador Francisco Franco ha...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *