Lagarde abre la puerta a flexibilizar la meta de inflación en la eurozona

El presidente de la Banco Central Europeo (BCE) abrió la puerta por primera vez una posible relajación del objetivo de déficit de la zona del euro (para lo cual la entidad quiere que la inflación sea cercana pero ligeramente menor al 2%), en un movimiento similar al ya anunciado por la Reserva Federal de los Estados Unidos. Durante una conferencia organizada por el transmisor en Frankfurt, Christine Lagarde señaló que “la utilidad de tal enfoque podría examinarse” como parte de la revisión de la estrategia del banco central.

La agencia inició una revisión de su estrategia en enero, que fue interrumpida por el brote pandémico y ahora podría posponerse hasta septiembre del próximo año. Por videoconferencia, Lagarde reconoció que el debate en estos momentos, en los que la inflación subyacente se ha mantenido por debajo del 1,5% en la zona del euro desde 2013 y cuando las principales economías del bloque enfrenten la la mayor recesión desde la Segunda Guerra Mundiales si los bancos centrales “deberían comprometerse a compensar explícitamente los errores de inflación cuando hayan pasado suficiente tiempo por debajo de sus objetivos”.

Desde tu punto de vista, esta estrategia puede ayudar a la política monetaria a “estabilizar la economía”. Sin embargo, el presidente del BCE también reconoció que tal táctica puede resultar menos efectiva cuando los ciudadanos “no son perfectamente racionales en sus decisiones”, lo que podría ajustarse según él a “la realidad a la que nos enfrentamos” . Sin embargo, la propia Lagarde admitió esta semana que Este cambio podría encontrarse con el rechazo frontal de algunos miembros de la junta directiva de la entidad, conocidos como los “ halcones ”.

READ  EXCLUSIVO - La paz de Lagarde en el BCE amenazada por divisiones sobre la respuesta al virus

Entre las posibilidades que el BCE podría considerar establecer un objetivo “simétrico”, que pone tanto énfasis en no lograr su objetivo como en superarlo. El objetivo de esta medida sería, según Lagarde, “tener una meta de inflación que el público pueda entender fácilmente”. Se trataría de dar un impulso “ adicional ” a una economía cada vez más japonesa que ahora podría ver comprometida su recuperación ante la nueva ola de epidemias de coronavirus.

“Si ‘normal’ está cerca de lo que vimos antes de la epidemia pandémica y lo es, me temo, lo que ahora vemos con mayor claridad, debemos estar preparados. Debemos tener un consenso claro – acordado en el Consejo de Gobierno y entendido por el público – qué herramientas tenemos cuando la inflación es demasiado baja y cómo deben usarse de manera consistente en respuesta a diferentes tipos de choques ”, dijo Lagarde.

Jerome Powell

Presidente de la reserva federalJerome Powell anunció el cambio de rumbo del banco central en el último simposio anual de Jackson Hole, organizado en esta ocasión por medios telemáticos. Su nueva estrategia de política monetaria se basa en una meta de inflación “mediana”. En la práctica, esto implica que los aumentos de precios pueden exceder ‘moderadamente’ el objetivo del 2% por un tiempo y compensar la inflación aún baja que afecta a la principal economía mundial.

Su “ bazuca ” aumentará el PIB en 1,3 puntos hasta 2022

Durante su conferencia, Lagarde también cuantificó el impacto económico de las medidas extraordinarias que la entidad ha aplicado desde el pasado mes de marzo. Según sus cálculos, estos aumentarán el PIB de la zona del euro en 1,3 puntos porcentuales acumulados para 2022. El responsable de la política monetaria también espera que las decisiones tomadas impulsen la inflación alrededor de 0,8. punto en el mismo período.

READ  ¿Por qué a los comerciantes no les preocupa que el hack de KuCoin reduzca el precio de Ethereum?

Gracias a su programa pandémico (PEPP) el BCE ha decidido adquirir deuda pública y privada de la zona del euro por valor de 1,35 billones de euros. También ha puesto en marcha inyecciones de liquidez muy barata para garantizar que los tipos de interés sigan siendo bajos en todos los países de la zona del euro y estimular el flujo de crédito a la economía real.

More from Tiburcio Pasillas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *