La Habana de Cuba ›Cuba› Granma

La Habana en su 500 aniversario. Capitolio Nacional.

Una idea puesta en práctica por el sabio Eusebio Leal, lleva el nombre de Rutas y andares, y su objetivo fundamental siempre ha sido llegar a cada rincón de La Habana Vieja con la participación activa de sus habitantes. Fueron los directores de la Oficina del Historiador, bajo el liderazgo de Leal, quienes reconocieron que el barrio de San Isidro ha logrado una importante afluencia de viajeros gracias al entusiasmo y deseo de sus representantes.

Esta poderosa razón me llevó a visitar este barrio e incluso indagar sobre la obra social de la Revolución, que incluye 14 consultorios médicos, una clínica de medicina tradicional, una clínica veterinaria, tres círculos y un jardín de infancia. y cuatro escuelas-,

más allá de eso, aún predominan los espacios afectados por el tiempo. No tengo ninguna duda de que estos seres financiados descaradamente por Washington, bajo una entidad mal llamada Movimiento San Isidro, tenían libre acceso a estas y otras escuelas, centros de salud y otros beneficios sociales.

En este momento, tengo la sensación de que Leal sigue “paseando por La Habana” y me parece que lo escucho, ya sea frente a un interlocutor, o con una gran audiencia, refiriéndose a los estudiantes de medicina que, el 27 de noviembre 1871, fueron víctimas de uno de los crímenes más horrendos cometidos por cubanos pagados por el colonialismo español.

Con su voz comprometida y valiente, lo escuché repudiar otra acción despreciable, como la cometida por los marines estadounidenses que, el 11 de marzo de 1949, montaron el monumento a Martí en el Parque Central, un verdadero escándalo para los más universales y patriotas de todos los cubanos.

READ  Los pubs vuelven a abrir en Inglaterra cuando un oficial de policía advierte sobre la falta de distanciamiento social

La Habana también está marcada por lo ocurrido el 4 de marzo de 1960, cuando Estados Unidos voló el barco francés La Coubre, que portaba armas y municiones adquiridas por Cuba para defender su ya amenazada revolución. Este acto terrorista, además de privar a la nación de las armas esenciales, dejó alrededor de 100 civiles muertos y 400 heridos.

Entonces, ¿cómo pueden estos personajes vulgares imaginar que alguien, ya sea de la misma Habana Vieja o de la parte más remota de Cuba, pueda aceptar que un pequeño grupo como el suyo pueda echar raíces en una tierra fertilizada? por la sangre de miles de cubanos?

Recuerden, los eufóricos violadores de la ley cubana que claman a Trump como presidente, que la Habana Vieja que pretenden manchar tiene un centro histórico que ha sido declarado, por la UNESCO, patrimonio cultural de humanidad.

Más recientemente, el estatus otorgado a La Habana como ciudad de las maravillas del mundo moderno, refuerza nuestro compromiso, hoy y siempre, con sus valores patrimoniales y su gente.

También quisiera recordarles a estos personajes económicos que San Isidro Labrador era un jornalero, capaz de compartir lo poco que ganaba entre el templo, los pobres y su familia.

Sus padres eran agricultores extremadamente pobres que ni siquiera podían enviar a su hijo a la escuela. Este canonizado no merece que ningún desgraciado se esconda en su apellido.

La grandeza de esta geografía no puede escandalizarse ni siquiera en su universo simbólico. La historia de Cuba habita en la capital del país para recordarnos a qué pasado estamos renunciando.

Written By
More from Tomás Pecina

Samantha Akkineni no es parte del agradecimiento de Naga Chaitanya; confirma Vikram Kumar

¿Está embarazada Samantha Akkineni?Folleto de relaciones públicas Vikram Kumar ha descartado los...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *