La contundente victoria del MAS expulsa a la dictadura boliviana

Aunque se desconocen las cifras oficiales, el economista Luis “Lucho” Arce, candidato del Movimiento por el Socialismo (PERO) es el nuevo presidente de bolivia tras ganar con una mayoría irrefutable del 52,4% a los rivales de derecha que apoyan la dictadura de Jeanine Áñez, impuesta por las élites oligárquicas locales manipuladas por Estados Unidos el año pasado.

Arce y David Choquehuanca en la vicepresidencia, exministro de Economía y Relaciones Exteriores, respectivamente, bajo el gobierno del jefe del MAS y expresidente Evo Morales, triunfó sobre los postulados de derecha Carlos Mesa (31,5%) y Luis Fernando Camacho ( 14,1%), sus rivales más cercanos, según las encuestas.

El presidente electo, que cumplió 57 años el 28 de septiembre, es un economista con una sólida formación académica y marxista. Hace años fue elogiado por los medios especializados El periodico de Wall Street quien le atribuye ser el creador del llamado “milagro” boliviano, aunque respondió que sólo cree en el trabajo en equipo.

Estas elecciones, con una convocatoria de más de 7.000.000 de votantes, se desarrollaron en circunstancias excepcionales debido a la presencia en el país de la pandemia de COVID-19[mujer[feminine, lo que deja en Bolivia, hasta el día 17, un saldo de 138.922 contagios y 8.351 muertes. Suspendida por el dictador en tres ocasiones para prolongar su estancia en el Palacio de Nariño, hace unos días intentó una última maniobra para evitar la presencia de Arce, a quien acusó, sin resultado, de enriquecimiento ilícito.

Áñez debe responder por las dos masacres que ordenó tras la golpe de Estado El mes de octubre del año pasado, con un saldo de casi 40 muertos y casos conocidos de corrupción, reconoció públicamente la victoria del dúo de izquierdas. Luego le siguió Mesa, de la Comunidad Ciudadana, quien también perdió en 2019 ante el reelegido Morales, obligado a renunciar por un complot en el que también participaron las Fuerzas Armadas.

READ  El jefe de la ONU considera que la vacuna Covid-19 es un bien público mundial

Con amplia e irreversible ventaja, los candidatos del MAS también celebraron el regreso a la democracia. Para ganar en la primera vuelta, celebrada el pasado domingo, debían obtener el 50,1% de los votos válidos, es decir, el 40% y una diferencia del 10% respecto a la colocada en la segunda plaza.

La victoria popular vuelve a colocar a un gobierno de izquierda al frente de la nación altiplánica, que durante los 11 meses de dictadura vio a Áñez y su ejecutivo proimperialista destrozar las victorias logradas por el MAS en una década. laboral. Bolivia, el segundo país más pobre de América Latina, estaba a la vanguardia en muchas áreas. Guiado por Morales y su vicepresidente Álvaro García Linera, logró un éxito sin precedentes en América del Sur. Durante los años de crisis logró una tasa de crecimiento anual sostenida del 4-5%, mientras que bajo el régimen de derecha experimentó un declive económico del 11%.

La victoria del MAS representa un acto de justicia para Morales, el primer presidente indígena de Bolivia y su equipo de liderazgo, quien restauró la dignidad de los pueblos indígenas y los pobres de esta nación, grandes recursos naturales, con los que el gran pensamiento retener capitales estadounidenses.

También indica la falacia de la teoría de que la etapa del llamado progresismo en América Latina había terminado, como lo repiten tecnócratas y politólogos de la Casa Blanca que consideran imposible un retorno a la democracia inclusiva en una región cuya el destino no es, como afirman, el patio trasero del capitalismo.

Las victorias electorales de la izquierda en México y Argentina -dos baluartes geopolíticos en América Latina- y ahora Bolivia contemplan la posibilidad de más triunfos en países comprometidos en procesos electorales, como Ecuador, Chile y Brasil.

En Bolivia ha ocurrido un fenómeno sumamente interesante. Hubo una especie de silencio en el electorado, ya que los medios y organizaciones vinculadas a la dictadura dieron a Mesa el ganador. Sin embargo, la conciencia colectiva al momento de la votación, en un ambiente de tranquilidad que pocos auguraban, hablaba del sentimiento de una parte mayoritaria de la población que nunca olvidó a Morales y su gobierno inclusivo, capaz de reducir la pobreza sistémica del País.

READ  La tormenta Iota podría impactar a Centroamérica como un huracán devastador después del paso de Eta

Si bien el sector de derecha interno y regional se muestra reticente a aceptar -como lo hicieron en 2019 con el reelegido Morales- una victoria de la izquierda, es poco probable que en esta etapa intenten alguna maniobra (sin posibilidad si lo hicieran) contra la pareja ganadora.

El grupo de izquierda, y nuevamente según las encuestas del domingo, también logró retener una mayoría en la Legislatura Plurinacional, lo que permitirá que Arce y Choquehuanca gobiernen con facilidad.

Desde su asilo en Argentina, el expresidente Aymara -quien fue inhabilitado para participar en las elecciones a las que quería postularse como senador- celebró el triunfo del dúo victorioso, propuesto en una asamblea que presidió, celebró en Buenos Aires con los líderes de este grupo. en los nueve departamentos de Bolivia.

A la espera de los resultados oficiales de las elecciones, el presidente electo ha preparado su equipo de trabajo para organizar la transición y la recepción del aparato estatal.

Lo primero que voy a hacer, dijo este lunes por la mañana, es pagar el Bono contra el Hambre, implementado por el gabinete anterior y aprobado por la Asamblea Legislativa, cuya dictadura proimperialista ha retenido el dinero. La ley y el decreto reglamentario vigente benefician a los bolivianos residentes en el país mayores de 18 años, grupos de mujeres beneficiarias del Bono Juana Azurduy y personas con discapacidad visual inscritas en el Instituto de Ceguera.

Asimismo, indicó que entre las medidas que comenzará a aplicar cuando asuma el cargo, será fortalecer la demanda interna a través de bonos y transferencias, como había prometido durante su campaña. .

Arce, a quien los especialistas consideran el artífice de las conquistas económicas del gobierno del MAS, también anunció que en paralelo “iniciaremos la reconstrucción de la producción, que también se ha visto afectada por las medidas neoliberales de la actual administración. Estaremos de acuerdo con lo que le estamos ofreciendo al país ”.

READ  La estrategia legal de Donald Trump para desafiar las elecciones estadounidenses

Las felicitaciones de los presidentes latinoamericanos y figuras mundiales comenzaron a llegar a La Paz en cuanto se conocieron los resultados en la salida. El Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), y los mandatarios de Venezuela, Argentina, Cuba, México, entre otros, felicitaron al dúo que debe recuperar el terreno perdido durante la dictadura.

La única declaración lamentable de los distintos medios políticos es la de Luis Almagro, el desacreditado Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), quien lanzó el golpe de octubre de 2019 y dio paso a la dictadura neoliberal. También felicitó a los ganadores en un mensaje en Twitter.

Almagro quería que Arce forjara “un futuro brillante” para este país “desde la democracia”, lo que provocó una rápida respuesta del expresidente ecuatoriano Rafael Correa, quien le recordó que es un protagonista de la golpe de Estado en 2019, fue la OEA la que consideró el resultado de las elecciones un fraude.

Antes, dijo, MAS ganaba en la primera vuelta con un 10% de ventaja y ahora lo hacen con un 20% de ventaja, lo que demuestra que “eres un mentiroso”.

Con el mismo tono crítico, el vicepresidente de Venezuela, Diosdado Cabello, cuestionó a Almagro y celebró el triunfo de Arce.El noble pueblo boliviano les está dando una lección a ustedes ya la OEA ”, dijo.

More from Hernando Capistran

Costa Rica cierra filas en violencia contra las mujeres

San José, 26 de noviembre – Los convenios del Instituto Nacional de...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *