Fiscal de la CPI desestima denuncia de genocidio uigur contra China | Noticias de derechos humanos

La oficina del fiscal Fatou Bensouda dijo que no podía dar seguimiento a la denuncia porque China no era signataria del tribunal con sede en La Haya.

Los fiscales de la Corte Penal Internacional (CPI) han rechazado los llamamientos de los uigures exiliados para investigar a China por presunto genocidio y crímenes de lesa humanidad, en un golpe para el grupo minoritario musulmán en Xinjiang.

Los uigures entregaron un enorme historial probatorio en los tribunales en julio, acusando a China de encerrar a más de un millón de uigures y otras minorías predominantemente musulmanas en campos de reeducación y esterilizar por la fuerza a mujeres.

Pero la fiscalía Fatou Bensouda dijo en un informe el lunes que no podía actuar porque los presuntos actos tuvieron lugar en el territorio de China, que no es signatario de la CPI con sede en China. La Haya.

En su informe anual, la oficina de Bensouda afirmó: “Esta condición previa para el ejercicio de la jurisdicción territorial de la Corte no parece cumplirse para la mayoría de los presuntos crímenes”.

Tampoco había “ninguna base para proceder en este momento” sobre alegaciones separadas de deportaciones forzosas de uigures a China desde Tayikistán y Camboya, según el informe de la CPI.

Los uigures habían argumentado que a pesar de que las supuestas deportaciones no habían tenido lugar en suelo chino, la CPI podía actuar porque estaban ocurriendo en territorio tayiko y camboyano y ambos son miembros de la CPI.

Los abogados uigures ahora han pedido al tribunal que reconsidere “sobre la base de nuevos hechos o pruebas”, según el informe del fiscal de la CPI.

READ  Inaugurada en Argentina la Casa de los Premios Nobel latinoamericanos

China calificó las acusaciones de infundadas y dijo que las instalaciones en la región noroccidental de Xinjiang son centros de formación profesional destinados a mantener a la gente alejada de opiniones radicales.

Según informes y testimonios de testigos, más de un millón de uigures se encuentran recluidos contra su voluntad en varias instalaciones de Xinjiang. Los activistas de derechos humanos y ex detenidos los llaman campos de concentración.

La CPI no tiene la obligación de considerar las denuncias presentadas ante el fiscal, quien puede decidir de forma independiente los casos y presentarlos a los jueces del tribunal, establecido en 2002 para impartir justicia por los peores crímenes del mundo.

More from Hernando Capistran

Campeones olímpicos y mundiales de equipos cubanos y estadounidenses en el Gran Premio de Lucha en Niza

Megian López, triple campeona olímpica de estilo clásico, no se acostará en...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *