Emilio Sánchez es el primer artista cubanoamericano en sellos estadounidenses – ARTnews.com

Emilio Sánchez es el primer artista cubanoamericano en sellos estadounidenses - ARTnews.com

El pintor Emilio Sánchez hizo historia como el primer artista visual cubanoamericano en aparecer en una nueva serie de sellos Forever emitidos por el Servicio Postal de los Estados Unidos. Lanzados este año en honor al centenario de su nacimiento, los sellos contarán con cuatro de sus pinturas y litografías en colores: Toldos (1973), Ty’s Place (1976), En el zoco (1972) y Sin título (Ventana pequeña entreabierta) (1981).

Sánchez, quien murió en 1999, es aclamado por sus “pinturas arquitectónicas”, representaciones naturalistas de escaparates y paisajes urbanos que parecen estáticos. De color dramático e iluminación expresiva, las obras han sido comparadas con Edward Hopper y Charles Sheeler, aunque la práctica de Sánchez no tiene sus raíces en la urbanidad estadounidense sino en su Cuba natal.

Artículos relacionados

“Es un logro tremendo, especialmente considerando el tiempo en que no había sido reconocido por la comunidad artística”, dijo Víctor Deupi, profesor cubanoamericano de historia de la arquitectura en la Universidad de Miami. “Es un honor maravilloso en muchos frentes porque da muchas voces a personas de diferentes razas y etnias”.

Sánchez nació en Camagüey, Cuba, en 1921, y fue criado por una de las familias más importantes de la isla, cuya riqueza le permitió viajar con frecuencia. De joven, se mudó a Nueva York para comenzar sus estudios artísticos en la Art Students League. Pasará el resto de su vida en la ciudad, cuyo entorno construido se ha convertido en una fascinación duradera. En la década de 1960, las primeras representaciones de amigos y modelos a seguir dieron paso al estudio de las marcadas líneas horizontales y verticales que componían la geometría de la ciudad, marcando una ruptura con el tipo de abstracción que muchos preferían en la época.

READ  En el Stand de Ram Temple del Congreso, la mordaz respuesta del primer ministro de Kerala

A Sánchez le interesaba principalmente el efecto de la luz sobre el color, y esta fascinación provenía de las vistas que se ven en Cuba. Trató de destilar las estructuras hasta su esencia: Carol Damian, directora del Frost Art Museum en Miami, una vez describió a sus sujetos como símbolos de edificios, no como copias serias.

El artista viajó extensamente a lo largo de las décadas de 1970 y 1980, estudiando la arquitectura del Mediterráneo y América Latina. Las altas casas blancas que bordean los amplios bulevares de Casablanca causaron una impresión especial. Utilizando sus viajes como inspiración, exploró el color más a fondo a través de representaciones de puestas de sol, tendederos y naturalezas muertas de frutas y flores tropicales, aunque Sánchez con mayor frecuencia recurrió a marquesinas y ventanas o puertas abiertas.

Dentro Sin título (Medio Punto, San Juan, Puerto Rico), 1971, la vidriera de un marco de puerta arqueada está brillantemente iluminada desde atrás, la luz entra por la puerta abierta. Durante este tiempo, Sánchez apareció a menudo en bienales en Sudamérica y el Caribe, y recibió el primer premio en la Bienal de San Juan de 1974 en Puerto Rico.

Hoy en día, su trabajo ha aparecido en más de 60 exposiciones individuales y colectivas en museos y galerías de todo el mundo, y su arte se exhibe en instituciones culturales como el Museo de Arte Moderno, el Museo Metropolitano de Arte y el Museo de Arte de Filadelfia.

Written By
More from Tomás Pecina

Trinidad con un escenario delicado por el retroceso del Covid-19

Trinidad con un escenario delicado por el retroceso del Covid-19 Foto: Escambray....
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *