El nuevo orden: ajustes fiscales en Cuba



La Habana, 19 de diciembre – Vladimir Regueiro, primer viceministro del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), advirtió sobre la responsabilidad de diferentes formas de gestión para contribuir a los ingresos del presupuesto estatal, especialmente cuando su recuperación es insuficiente en medio de las deficiencias o necesidades del país.

Al comparecer en la mesa informativa de la radio y televisión cubanas, sobre las transformaciones que sufrirán los impuestos y aranceles a partir del 1º. En enero, el funcionario destacó que los ingresos se verían afectados por el sistema monetario y la recuperación gradual de la economía post-Covid-19.

Explicó que de los 292 mil millones de pesos estimados, que no tiene precedentes en nuestro presupuesto, solo se financiará el 75% del gasto planificado.

Señaló que por ello la estructura ahora está cambiando, pues si bien el 74% de la renta es de naturaleza tributaria, en este primer año de la tarea de pedido será solo el 39% y la renta no tributaria el 61 por ciento.

En este sentido, Regueiro aclaró que los impuestos a la renta ganan participación, es decir, aquellos que surgen de lo que se cobra por las ganancias de las actividades económicas.

Sin embargo, estos impuestos relacionados con el consumo son regresivos, tienen un carácter más justo porque están asociados a lo que aporta cada persona, dijo el primer viceministro del MFP.

Señaló que con el crecimiento de los costos comerciales por efecto de la devaluación, se ampliará la aplicación del impuesto, por un impuesto del 10% a las ventas y servicios, lo que tendrá una reducción en el carga fiscal. para esto no se transfieren a los precios.

Informó que el impuesto a las ventas al por mayor es ineficaz y que estos recortes coinciden con la corrección de la formación de precios que apunta a que los minoristas sean la continuidad de los mayoristas, dijo el funcionario.

También dijo que las bebidas especiales y los impuestos a los vehículos están suspendidos excepto para la venta minorista de vehículos.

Aclaró que los ajustes tributarios en forma de gestión no estatal sentirán el efecto de la devaluación en el aumento de sus costos, y tendrán un impacto gradual a partir del 1ro. Enero de 2021.

Regueiro dijo que con el cierre en 2021, los autónomos pueden deducir el cien por ciento de los gastos en los que han incurrido y solo necesitan justificar el 80 por ciento, lo que promueve el control y ayuda al contribuyente a realizar sus operaciones más transparentes y les permite reducir su carga tributaria.

También se actualizan los mínimos exentos, los recursos necesarios para garantizar los gastos de manutención esenciales, y en ese sentido se reconoce un incremento mínimo de 39.160 pesos, dijo durante la mesa redonda.

De esta manera, se favorece que el efecto de la devaluación del peso no se traslade totalmente a los precios, dijo.

Existe una medida de efecto inmediato, informada durante el anuncio de que para la próxima campaña de declaración jurada, la exención del pago anual de todos los trabajadores autónomos que hayan sido suspendidos o restringidos en el ejercicio de su actividad por un período de tiempo. Se decidió seis meses, tras el enfrentamiento y el impacto del Covid-19.

Señaló que en el impuesto predial se ratifica la tasa general del uno por ciento y la facultad de las juntas municipales para utilizar el 50 por ciento de estos ingresos; Entonces hay cambios en sus operaciones que le dan más poder y control.

Este aporte a los gobiernos locales es pagado por entidades nacionales y provinciales ubicadas en su territorio.

Las empresas siguen haciendo los aportes más importantes, las fuentes de gestión no estatales participan con un 14 a un 15%, pero somos conscientes de que todavía hay mucho potencial en estas, y en la medida que están mejor vinculadas , pueden generar más recursos.

El Primer Viceministro de Finanzas y Precios dijo que la ley prevé la extensión del impuesto a la ociosidad de tierras a todas las provincias, y que ya existen mejores condiciones en las oficinas de control de tierras para incentivar la uso de este recurso basado en la producción de alimentos.

Se estima que se invierten 47 millones de pesos en los propios programas agrícolas.

Existen otras medidas ambientales con la extensión del impuesto de este tipo a las bahías de Cienfuegos y Matanzas, por parte de quienes arrojan en estos enclaves, dijo el funcionario a la Mesa Redonda, refiriéndose a las posibles vías de atraer ingresos al presupuesto. (ACN) (Foto: tomada de Invasor)

READ  TVH nombra a Rafael Duyos como Director Regional Ibérico
More from Tiburcio Pasillas

¿Cuándo se verá la estrella de Belén en diciembre de 2020?

Diciembre no solo dará eclipse solar total y lluvia de meteoritos entusiastas...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *