El banco ha destruido 120.000 empleados en España desde la crisis financiera | Compañías

El banco español es el que ha sufrido la mayor reestructuración en Europa desde el estallido de la crisis financiera en 2008. Primero la crisis derivada de la burbuja inmobiliaria de 2008, luego la digitalización y Covid, a la que ahora se suma la presión que introduce en el mercado la fusión de CaixaBank y Bankia, o en menor medida la de Liberbank y Unicaja. Y la baja rentabilidad, que hoy sigue siendo negativa, como la falta de ingresos. Todo esto, combinado con cambios en los hábitos de consumo, está llevando a la industria bancaria a lanzar otra drástica reestructuración y revolución, con el apoyo de supervisores que buscan que los bancos mejoren su rentabilidad, aunque sea a través de la eficiencia.

Es posible que los cambios que se están produciendo hoy, que exigirán una transformación radical del sector, sean el último ajuste que ha experimentado el banco en años. Aunque también es cierto que la actual reestructuración continuará durante algún tiempo, según varios expertos. Solo las fusiones transfronterizas o las fusiones con las grandes tecnologías podrían superar la actual revolución bancaria.

La presión de los supervisores nacionales e internacionales está obligando a las entidades a volver a cerrar cientos de oficinas y despedir a miles de empleados, incluso sin un proceso de fusión, justo en un momento en que el desempleo se ha intensificado debido a la pandemia. y la parálisis de varios sectores de la economía.

En la actualidad, los bancos ya tienen previsto despedir a unos 15.000 empleados con jubilación anticipada y baja motivada, según publica este diario. Es solo a partir de 2008, cuando los bancos, cajas de ahorros y uniones de crédito contaron con más personal y oficinas en su historia, y que coincide con el año en que se produjo el primer ajuste sectorial. comenzó, todas las instituciones depositarias destruyeron más. 100.000 puestos de trabajo netos. Desde ese año, en el que el sector financiero contaba con 278.301 empleados, y hasta 2019, cuando la plantilla total del sector se situó en 176.838, las pérdidas suman 101.463, según los últimos datos del Banco. de España. Fuentes de la industria señalan que a marzo, el número de empleados cayó a 175.889.

READ  Cimex informa sobre el nuevo mecanismo de autenticación en su envío

Si a estas cifras se suman las salidas que se producirán entre este año y el próximo, según los planes que tienen las propias entidades, y las que ya han dejado sus puestos de trabajo este año, la destrucción de puestos de trabajo en el sector bancario agrega aún más. más de 120.000 trabajadores en tan solo 13 años. De esta forma, la plantilla de todo el sistema financiero español ascendería a unas 158.300 personas a finales de 2021.

Solo el grupo Santander emplea a 192.578 personas en todo el mundo, según datos del banco de septiembre. El banco ha puesto en marcha hoy un nuevo plan de ajuste que supondrá la destrucción de más de 3.000 empleados en España entre este año y 2021. A ellos se sumarán 2.000 salidas más de Banco Sabadell. Las estadísticas del Banco de España sobre el número de empleados en el sector financiero comenzaron en 1981. En ese año, 252.351 personas trabajaban en este sector.

Tijeras Excajas
Hasta el pasado mes de marzo, la reducción de puestos de trabajo en el sistema financiero español era del 36,8% desde el inicio de la crisis financiera.

Las antiguas cajas de ahorros (CaixaBank, Bankia, Ibercaja, Liberbank Unicaja, Abanca, Kutxabank, Cecabank y Caixa Pollença y Caixa Ontinyent) fueron las más afectadas por los recortes, con una reducción de su plantilla de 68.317 empleados hasta marzo último, lo que supone un 42,7% menos de plantilla que en 2008. Al menos 9.000 empleados dejarán estas entidades en 2021 (algo más de 7.000 por la fusión de Bankia y CaixaBank, unos 1.500 de Liberbank y Unicaja, y más de 500 de otras entidades).

READ  Opel anuncia el Zafira-e Life eléctrico, un multijugador con hasta 330 kilómetros de autonomía - Noticias - Híbridos y eléctricos

En oficinas, la reducción en el sector financiero fue más significativa, 48,2%. 23.737 sucursales ya están operando, una cantidad que también se reducirá drásticamente ya que todas las entidades también planean reducir el espacio de oficinas y los procesos de digitalización.

Las antiguas cajas de ahorros cerraron de 2008 a junio un total de 10.613 tiendas, o el 51,9%. Cabe recordar que estas son las entidades más afectadas por la crisis, y las que debieron someterse a planes de reestructuración más duros, con la intervención de varias cajas de ahorros, inyecciones de ayudas públicas y cambios legales en cambiar de cajas de ahorros a bancos.

Según cifras facilitadas por los propios bancos, justo cuando CaixaBank y Bankia anunciaban su propuesta de fusión el 3 de septiembre, el sector tenía previsto cerrar unas 4.000 oficinas en poco más de un año, pero esta cifra ahora también corre el riesgo de ser insuficiente.

La red se mantendrá en los niveles de 1977 a fines de 2021, según este dato, sumando unas 19.900, aunque ahora esa cifra puede variar a medida que las entidades amplíen sus planes de cierre, pero aún no los han dado a conocer. Sabadell, de hecho, tiene previsto cerrar más de lo anunciado, al igual que Santander.

Agencias con menos personal que en el resto de Europa

Diferencias. Los empleados del sector bancario en España ascendían a unos 176.838 a finales de 2019, muy lejos de los 399.374 empleados del sector financiero en Francia o de los 578.578 empleados en Alemania. En Italia, el número de personas que desarrollan su actividad bancaria asciende a 280.219 personas. Pero lo que más llama la atención es el elevado número de empleados en Polonia, que, con solo 12.273 sucursales, suma una plantilla de 160.878 personas. Lo mismo ocurre con Reino Unido, que con 7.649 oficinas emplea a 344.076 personas, según datos del Banco Central Europeo con cifras de 2019.

READ  Los 10 mejores consejos de Warren Buffett

2013, el peor año de la industria. Aunque en 2021 el banco ya está sumando planes para reducir su plantilla en unos 15.000 empleados, sería necesario remontarnos a 2013 para analizar los peores datos de empleo del sector. Ese año se perdieron 18.626 puestos de trabajo en bancos, cajas de ahorros y uniones de crédito como consecuencia de fusiones e intervenciones de diversas cajas de ahorros, lo que provocó importantes ajustes. También hubo salidas en los bancos, pero de menor intensidad.

More from Tiburcio Pasillas

AstraZeneca podría monetizar su vacuna contra el covid-19 en julio de 2021, según Financial Times

AstraZeneca podría comenzar a beneficiarse de su posible vacuna covid-19 en julio...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *