Descolonizar el museo | de Coco Fusco

En la edición del 25 de febrero de 2021 de la revista, presentamos “Desactivación del Imperio” por Coco Fusco, una revisión de dos libros recientes – Clémentine Deliss’s El museo metabólico y de Dan Hicks Los museos brutos– sobre el movimiento de descolonización de los museos en Europa y sobre la cuestión de saber qué deben hacer los museos con los objetos y artefactos adquiridos como botín del imperio.

Fusco es un artista y escritor que imparte cursos de interpretación, práctica social y teoría cultural en Cooper Union en Nueva York. Tenía curiosidad por saber cómo empezó como artista. Como estudiante universitaria, me dijo esta semana vía email, estudió semiótica cinematográfica y literatura, y ahí fue cuando empezó a familiarizarse con ellas. “Prácticas artísticas interdisciplinares de vanguardia”. Después de la universidad, trabajó como asistente del artista Leandro Katz, quien había sido uno de sus maestros, y quien realizó películas experimentales, fotografías y esculturas. También fue la primera persona en publicar Kathy Acker (su libro La vida infantil de la tarántula negra, a través de una prensa clandestina que surgió de su loft en la década de 1970). “Trabajar para [Katz] me dio exposición a lo que podría ser vivir y respirar como un artista que no se limita a una sola disciplina ”, me dijo Fusco.

Fusco es más conocida por “Dos amerindios no descubiertos visitan el oeste”, una actuación con Guillermo Gómez-Peña presentada entre 1992 y 1994. Ella y Gómez-Peña habían concebido la obra como “un comentario satírico sobre el llamado descubrimiento de Occidente . ‘América que se celebró con gran fanfarria en los Estados Unidos en 1992.’ Viajaron por el mundo: lugares públicos en Europa, museos de historia natural en Sydney, Chicago y Washington, centros de arte en Minneapolis y Buenos Aires, Whitney Biennale en 1993 – exhibiendo en una jaula dorada como “nativos americanos de una isla en el Golfo de México que nunca había sido descubierta por Occidente”.

READ  El encanto y las contradicciones de un gran escritor

Habían modelado la actuación sobre la base de exhibiciones etnográficas de los siglos XIX y XX, “zoológicos humanos”, como ella los llama. revisión escritura. “Pensamos cuando empezamos que la actuación se entendería como una parodia, pero rápidamente nos dimos cuenta de que algunas personas realmente creían que había una isla desconocida y que éramos de allí”, me dijo Fusco. “Hubo otros que sabían que no éramos de verdad, pero les gustaba tratarnos como si fuéramos.

Fusco abre su artículo con una discusión sobre mil cráneos humanos de antiguas colonias africanas en Alemania que fueron descubiertos en un hospital de Berlín hace unos diez años. Trató de programar una visita al museo donde se habían transferido los cráneos para un proyecto, pero los curadores le dijeron que, como querían tratar los restos “con la máxima sensibilidad”, no estaban dispuestos a hacérselo saber. Conceder acceso para fines artísticos. propósitos. En cambio, Fusco se centró en un informe militar británico de 1918 sobre los crímenes de guerra alemanes contra los pueblos Nama y Herero en Namibia. Lo único de este informe fue que incluía testimonios de sobrevivientes del genocidio de Namibia de 1904-1908.

“Es extremadamente raro encontrar voces ‘nativas’ en los textos coloniales”, me dijo Fusco. Ella creó una actuación tejiendo estos testimonios con cartas que habían sido escritas por uno de los líderes del levantamiento de Nama y Herero contra los alemanes.

Le pregunté a Fusco qué pensaba del estado del arte en el desempeño de hoy. Me dijo que desde que los museos han creado departamentos durante los últimos veinte años dedicados a este trabajo, que anteriormente estaba “al margen del mundo del arte”, la disciplina ha obtenido el apoyo financiero “de instituciones. Que representan los intereses del público en general. ”. Y eso significa que ciertas actuaciones y documentos de esas actuaciones pueden venderse por enormes sumas de dinero, un desarrollo que “cambia el enfoque del campo y la percepción pública del medio”. Para Fusco, sin embargo, el arte de la performance ha sido “un medio al que los artistas escapan para crear con menos restricciones: artistas visuales, actores, poetas, bailarines han hecho de la performance su hogar precario”.

READ  La energía de microondas causó lesiones en la cabeza a diplomáticos estadounidenses en China y Cuba: estudio del gobierno, World News

En su ensayo, Fusco considera la evaluación de Deliss de que el arte escénico o interdisciplinario es la mejor manera de abordar los problemas de la descolonización de los museos. Si bien Fusco es agnóstica en este punto, señala que varios artistas han intentado tal práctica “mucho antes de que otros profesionales lo trataran como una preocupación importante”. Ella menciona que está en deuda con el trabajo del cineasta británico John Akomfrah y el Black Audio Film Collective (ahora conocido como Smoking Dogs Films), quienes, dice, le enseñaron a “observar cuidadosamente cómo los poderes imperiales han usado artefactos, imágenes, y monumentos para dar forma a una cosmovisión. “

Fusco ve que la opinión pública en general sobre el tema se inclina hacia la repatriación. Pero los argumentos sobre esta política aún están en pañales e involucran a muchas personas e intereses diferentes: museos, otras instituciones, gobierno, derecho. Tiene curiosidad por ver cómo los museos de Europa y los Estados Unidos podrían trabajar con instituciones del Sur para comprender cómo, juntos, podrían ‘compartir la creación de conocimiento sobre los artefactos culturales y poner en marcha procesos que permitan que las culturas de origen se beneficien de su contribuciones al mundo.

Fusco siempre está ocupada con su propio trabajo creativo. Ahora mismo está trabajando en un video ensayo en el que reflexiona sobre el “impacto simbólico del recuento de tantos muertos” que ha provocado la pandemia. También dirige un “cortometraje de ficción” basado en el testimonio de Néstor Díaz de Villegas, autor cubano condenado a seis años de prisión por un poema que escribió en su adolescencia. Fusco ha estado investigando el arte cubano y la política cultural desde la década de 1980, colaborando frecuentemente con artistas independientes en Cuba. Me dijo que hoy hay “un interés creciente entre los jóvenes intelectuales y artistas cubanos por explorar la historia del disenso en la isla, una historia que no tiene presencia en los archivos oficiales, ya que el Estado prohibió la obra de sus críticos”.

READ  María Pombo nos cuenta cómo está después de las contracciones que la llevaron al hospital

Written By
More from Fonsie Lindo

Biennale College Cinema – El taller de Realidad Virtual llega a su fin

20/01/2021 – 12 proyectos participaron en el taller organizado por la 5th...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *