¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un país con baja inflación?

los alta incertidumbre rodear la recuperación económica del impacto de la pandemia ha obligado al Banco Central Europeo a repensar los mecanismos e instrumentos con el fin de aumentar la inflación y dar oxígeno a los países de la zona euro. Siguiendo declaraciones de Christine Lagarde En cuanto a la adaptación de estas medidas, es necesario considerar cuáles son las ventajas o desventajas de la inflación negativa.

El objetivo del Banco Central colocó tasa de inflación por debajo del 2%Sin embargo, el pasado mes de agosto alcanzó el -0,2%. Ante estos datos, Lagarde compareció el lunes ante el Parlamento Europeo, donde dijo que la inflación debería permanecer negativa y que el instituto emisor esté preparado para ajustar los mecanismos necesarios para asegurar que la inflación avance hacia su meta de manera sostenible.

La inflación negativa, como ocurrió durante la crisis de 2008, está precedida por una reducción del consumo de los hogares que, debido a las necesidades y restricciones de la pandemia, incrementó sus ahorros y, por otro lado, el mercado del petróleo y sus derivados -con un peso significativo en el cálculo de la inflación- que alcanzaron precios negativos durante los meses de encierro, tras una reducción de la movilidad y el transporte.

Riesgos de deflación

Según Javier Rivas, profesor de finanzas de EAE Business School, un país que enfrenta un tasa de inflación negativa durante un largo período, corre el riesgo de caer en un círculo vicioso de deflación.

Es el reducción del consumo provoca una mayor caída de los beneficios para las empresas, que se ven obligadas a bajar aún más los precios y reducir costes como la mano de obra o los salarios, lo que a su vez acentuará la caída de la demanda, porque esta gente se irá a consumir.

READ  ACTUALIZACIÓN 1-La recuperación económica estadounidense es lenta y modesta; algunos sectores tienen problemas: Fed

Este problema, derivado de una tasa de inflación negativa, se ve con mayor claridad en los productos considerados bienes duraderos, ya que al tener un precio más alto, en comparación con los de consumo inmediato, la demanda sufre más de tendencias cambiantes de los consumidores, especialmente en tiempos de recesión.

Por tanto, y pese a que a primera vista la inflación negativa puede ser una herramienta muy atractiva, su continuidad puede resultar muy perjudicial para la recuperación económica a largo plazo, subraya el experto.

Beneficios para los consumidores

Los esfuerzos del BCE por ajustar los instrumentos del instituto emisor para que la inflación negativa no genere problemas económicos de largo plazo tienen como objetivo un beneficio, directo o indirecto, para los consumidores, de modo que modifiquen sus tendencias de consumo. .

Los consumidores se benefician de esta deflación, por un lado directamente, ya que los bienes de consumo tienen precios más bajos, y por otro lado, indirectamente porque tanto ciudadanos como empresas se benefician de tipos de interés muy bajos, explica Javier Rivas. .

Esto se traduce en “mejores condiciones de financiamiento” tanto para particulares como para empresas a la hora de solicitar préstamos e hipotecas, generando incentivos para la compra de bienes duraderos o productos cuyo precio unitario es mayor. Estudiante.

Para las empresas, esta ventaja en el fondos Esto es menor que en el caso de los particulares, ya que esta situación responde a una situación de recesión económica donde se produce una fuerte contracción de la demanda que se traduce en una disminución de los beneficios.

El Banco Central no cuenta con las herramientas para mitigar la deflación, ya que sus políticas monetarias están directamente vinculadas al control de la inflación. Ante esta situación en la que la tasa se situó en el -0,2%, el Banco Central programa de compra de activos, para mantener bajas las tasas de interés y, por tanto, mantener bajas las tasas de inflación.

READ  Noticias de coronavirus | Caen los precios del petróleo | Internacional

En realidad, como afirma el profesor Javier Rivas, la inflación no se arregla con la intervención del BCE, sino que tras una caída del consumo es el gobierno el que debe incrementar el gasto público a estimular la demanda. En España, esta intervención gubernamental es bastante difícil, dado el nivel de deuda pública que está alcanzando nuestro país.

More from Tiburcio Pasillas

LVMH presenta a la justicia estadounidense por qué se echó atrás en la compra de Tiffany

Nuevo episodio de la operación LVMH y Tiffany tras la ruptura de...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *