Consejos para mejorar la convivencia con los adolescentes

los coexistencia Nunca ha sido fácil, pero si uno de los miembros que forman parte del núcleo familiar es un adolescente, puede volverse aún más complicado. Estamos hablando de una escena lleno de cambios y actitudes. Una transición entre la infancia y la edad adulta que es temida por muchos padres que, la mayoría de las veces, no saben cómo actuar ante la rebelión y el descontento de sus hijos.

Por eso contactamos Ernesto López Méndez, médico especialista en medicina familiar y comunitaria, psicólogo educativo, psicólogo especializado en psicología clínica y uno de los autores de ‘Familias competentes, para una cómoda convivencia en casa»(Editorial Pirámide), para saber vivir de la mejor manera posible bajo el mismo techo de una pubertad joven.

Lea también: Libros para que sus hijos adolescentes lean

¿La adolescencia es la etapa más complicada de un niño?

El psicólogo nos dice que no necesariamente un paso problemático en sí mismo, aunque es cierto que aparecen diferencias y discrepancias. Hay que tener en cuenta que en esta fase crece su autonomía e independencia, pues tienen que afrontar la nuevos desafios lo que implica su propio desarrollo y maduración (a nivel biológico y psicológico). A esto hay que sumar otros aspectos tan importantes como las relaciones afectivas y las exigencias de la vida escolar.

Todo ello “hace que sea un período lleno de oportunidades, pero también de riesgos”. De ahí la importancia de tener una convivencia cómoda en casa, que servirá de protección, y también puede ayudar a desarrollar todo el potencial de esta etapa. De hecho, el psicólogo agrega que la pandemia ha demostrado la relevancia de la convivencia, ya que puso a prueba esta convivencia y “la capacidad de las familias para afrontar y gestionar el cambio que ha producido la pandemia “.

READ  Marte es visible desde la Tierra en octubre gracias a una proximidad inusual | Vídeo

Desde las reglas de la casa hasta la falta de participación en las tareas: estos son los problemas más comunes

En general, vivir con un adolescente no significa que la vida cotidiana esté llena de obstáculos, pero puede generar ciertos problemas. Después de todo, “nuestros adolescentes han crecido, diferenciar aún más su identidad personal, sus intereses, necesidades y aspiraciones. “Y aunque las cosas siempre se comparten con ellos, padres e hijos son diferente en muchos sentidos. Estas diferencias se traducen en oposición, desplazamiento y controversia, que a su vez desencadenan conflictos no deseados. Especialmente, si se enfrentan a intereses contrapuestos de padres e hijos.

Algunas de las situaciones y motivos de conflicto más comunes son:

  • Organización general de la vida familiar, que suele generar discusiones. Como, por ejemplo, la falta de acuerdo sobre cuándo el adolescente debe irse a casa por la noche.
  • Abrumado por la diferente forma de entender qué es orden y desorden en la habitación de los niños.
  • Falta de participación niños de tareas del hogar.
  • Disputas sobre el gusto personal en pasatiempos, cuidados y amistades.
  • Empezar a consumo de alcohol, tabaco y otras drogas.
  • Discusiones por diferencias ideológicas y políticas.
  • El inicio de la relaciones efectivas del adolescente.
  • Problemas en el desarrollo escolar o Abandono de escuela.
  • Dudas e incertidumbres niños sobre su proyecto de vida y dificultad para hablar de sus dudas con sus padres.

El primer paso será reconocer la existencia de todas estas diferencias enfrentarlos y resolverlos satisfactoriamente.

Lea también: Cómo ponerse en el lugar de su adolescencia





Una pelea entre padres e hijos

El impacto de todos estos problemas en padres e hijos dependerá de cómo manejan la comunicación familiar. De esta forma, el experto nos dice que, a pesar de lo que solemos pensar, pueden representar una oportunidad para fortalecer los lazos emocionales entre padres e hijos, basado en el respeto y la mejora todas las identidades personales que forman parte de un “nosotros” (es decir, una familia).

READ  Esta imagen es la primera confirmación directa de la existencia del exoplaneta Pictoris c

Como afirma el especialista, para ser “una familia ‘competente’”, como se detalla en el libro coautor de Ernesto López Méndez, los problemas y conflictos deben abordarse de manera constructiva. »Algo que a menudo no es fácil porque los conflictos pueden distancia y causar malestar en padres e hijos.

Es como se establece un impulso o competencia entre los dos partidos, en el que uno gana y el otro pierde. “Se ven como un obstáculo”, y la única forma de solucionar el problema es eliminándolo. Lo que pasa es que nadie sale ileso de una guerra, y al final, deja que las heridas coexistan.

La clave está en escuchar y sintonizar

Es normal que estos problemas y conflictos aparezcan, pero “el lado bueno es que nuestra capacidad para solucionarlos también forma parte de nuestra vida familiar”, subraya el psicopedagogo, quien nos da las siguientes recomendaciones:

  • Resolver conflictos mediante el acuerdo, buscando beneficios mutuos, escuchando y buscando soluciones aceptables para todos. Después de llegar a una solución acordada, que por lo tanto es un “nuestra solución“Nuestros lazos emocionales se fortalecen porque habrá sentimientos de reconocimiento mutuo.
  • No piense en ello como “darse por vencido” o mostrar “debilidad”. Es bastante un acto de valentía, una victoria compartida nos fortalece como familia y como individuos.
  • Aceptar responsablemente y sin “vaciar el grande” el papel que cada uno tuvo y jugó en el conflicto.

Si actuamos de esta manera, los adolescentes apreciarán el hecho de que no usamos la fuerza, y se sentirán bien porque es un indicador de cuánto confiamos en ellos. En los capítulos del libro “ Familias competentes, para una convivencia cómoda en casa ”, se desarrolla una especie de programa parental competente y positivo de manera muy didáctica y práctica, capaz de afrontar problemas y conflictos con un estrategia de victoria compartida.

READ  Un asteroide viaja furiosamente hacia el planeta: ¿es peligroso?

“Cuando les mostramos que nos preocupamos por sus necesidades, intereses y aspiraciones, es más probable que sean más considerados con nosotros”, dice Ernesto López Méndez. Además, es ventajoso que cooperar buscando activamente soluciones alternativas, ya que esto aumenta las posibilidades Asumir responsabilidad, involucrar y poner más interés para que funcionen y no fallen.. Esto requerirá menos esfuerzo por parte de los padres para asegurarse de que estén funcionando.

Lea también: Cómo afrontar la adolescencia de tus hijos con resiliencia


More from Tiburcio Pasillas

HSBC gana fuerte después de un aumento en Ping An Share, anima a la industria

HSBC se dispara más del 8% el lunes. La empresa china Ping...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *